Senna venció en la primera carrera del trazado andaluz

Jerez 1986: 14 milésimas para incendiar un mundial

AmpliarAyrton Senna y Nigel Mansell cruzan la bandera a cuadros de jerez en 1986Ayrton Senna y Nigel Mansell cruzan la bandera a cuadros de jerez en 1986

Portaba una cruz en el cuello, un mono negro ceñido todavía desabrochado y caminaba inquieto alrededor de su monoplaza. Ni siquiera se había enfundado aún el sotocasco y su mirada, otras veces esquiva y casi mística, se dedicaba a escanear compulsivamente todos y cada uno de los detalles del 98T. A su lado, sus hombres comprobaban la temperatura de sus Goodyear. Intuían que los neumáticos jugarían un papel vital, dadas las cálidas temperaturas. Acto seguido, volvió la vista hacia su flanco izquierdo. Todavía restaban casi 15 minutos para la vuelta de formación pero Piquet, que partía tan solo un puñado de metros por detrás, ya se encontraba agazapado en el cockpit de su Williams FW11. El  campeón brasileño tenía el liderato del mundial y la mirada perdida en el horizonte. Parecía absorto y casi adormecido, como ajeno a la guerra de nervios que empapaba la tensa atmósfera de aquella jerezana tarde de abril del 86.

gp-brasil-jacarepagua.png

Mientras tanto, en la tercera plaza, un tipo rudo y corpulento saludaba a las tribunas, al tiempo que dejaba entrever una escueta sonrisa que a duras penas se abría paso entre su poblado y cobrizo bigote. Senna lo observó por un instante. Sabía mejor que nadie que no debía fiarse del afable semblante de Mansell. A pesar de que ambos habían compartido unas palabras antes de la carrera, tenía la absoluta certeza de que Nigel saldría a buscarlo. Y no sólo porque el inglés no entendiese las carreras de otro modo, sino también porque difícilmente habría podido olvidar el incidente de Jacarepaguá, cuando, en posesión de la trazada, lo había cerrado sin contemplaciones, poniendo fin a su carrera antes siquiera de haber consumido el primer giro. Para colmo, la cosa no había acabado ahí para el de Williams, que además había tenido que ver como su compañero Piquet se hacía con el primer triunfo de la temporada en su debut con su nueva escudería.

Pero los poderosísimos bólidos de Grove ni mucho menos suponían la única amenaza para Ayrton ya que, tras ellos, la menuda pero intimidante sombra del campeón del mundo se proyectaba sobre el trazado jerezano. Alain Prost, en plena conversación con sus ingenieros, gesticulaba animosamente junto a su McLaren MP4-2C. La primera defensa del título por parte de 'El Profesor' había comenzado con una estrategia de una sola parada en tierras brasileñas, con la que incluso había logrado poner en jaque el triunfo de Piquet. Tras eso, una obligada visita al box a causa de unos neumáticos extremadamente fatigados y una rotura de su motor Porsche. Después, tan solo un paseo a pié hasta el motorhome.

Mansell: "Senna y yo seríamos los únicos en llevar nuestras ruedas hasta el borde del precipicio"

Así que el francés necesitaba los puntos tanto como Mansell en el día en que Jerez se engalanaba para recibir por primera vez a los hombres más rápidos del planeta. Senna lo sabía. Por eso, cuando el semáforo da la orden, el brasileño parte como una liebre ahuyentada por un disparo. Por eso, ni siquiera pestañea a la hora de situar su Lotus sobre la tierra con la única intención de doblar a uno de los Ligier en la vuelta 16. 

Por detrás, Mansell no le quita ojo y, pese a haber sido adelantado por Rosberg y Prost en los compases iniciales, da cuenta del francés, abalanzándose con determinación hacia su interior en la curva Michelin. Tras más de 20 vueltas, menos seis segundos separan a los seis primeros clasificados. Pero para entonces, 'El León Inglés' –un ejemplar cuyo linaje pertenece al de esa suerte de corredores con más talento y carisma del que refleja su libro de estadísticas– ya ha despertado. Sobrepasa con solvencia a Keke y Nelson y se lanza a la caza de Ayrton. A sus insultantes 26 años, el brasileño ha gestionado los doblados con la pericia de un maestro y ahora trata de refugiarse tras el rebufo del Tyrrell de Martin Brundle. Sin embargo, sus esfuerzos resultan inútiles, porque Nigel ha tomado por fin la delantera y está dispuesto a prender fuego a Jerez.

"Si un circuito de Fórmula 1 bordease un barranco", solía afirmar el británico, "Senna y yo seríamos los únicos en llevar nuestras ruedas hasta el borde del precipicio". Y lo cierto es que pocas frases pueden sintetizar mejor lo ocurrido cuando los Goodyear de su FW11 dicen 'basta'.  Así que ahora es Senna quien acosa y Mansell quien defiende. Ambos se emparejan de nuevo al final de la  recta principal en la 63. 'El León' enseña los dientes,  obligando a bloquear a 'Magic', que vuelve a la carga dos curvas más tarde en Michelin, de nuevo echando humo y de nuevo haciendo rodar su 98T por fuera de los límites del precipicio jerezano. 

Programa del GP de España de F1 1986 en Jerez

Ya no hay duda.  El contrato firmado por ambos antes del inicio de la prueba no es más que puro papel mojado y Senna vuelve a agitar el avispero con un sensacional adelantamiento en el que Prost, que había estado relamiéndose a tan solo un segundo de ambos, también encuentra el premio de la segunda posición. Con Piquet fuera de combate tras una avería en su motor, ya todo parece indicar que Ayrton y Alain lo decidirán entre ellos. Y la historia se confirma cuando Mansell se ve obligado a detenerse para realizar su único cambio de neumáticos a falta de nueve giros. El público, que se lo ha estado pasando en grande, abuchea la decisión. Los de Patrick Head invierten algo más de nueve segundos en la parada, una distancia que se fija en 20.5 cuando abandona como un torbellino la calle del box.

Pero Nigel ya no está dispuesto a tirar la toalla. Desde el instante exacto en el que impactó contra las barreras en Brasil, el británico ha activado el modo 'pre-España'. Con el corazón en la mano y apoyado en unos blandos frescos, apura cada centímetro de la pista recuperando más de dos segundos por vuelta en una remontada tan increíble que  casi resulta conmovedora. Cuando logra dar caza a Prost, este apenas consigue contenerlo durante un giro. Mientras, en los retrovisores del Lotus Renault, la majestuosa silueta blanquiazul del Williams aumenta de tamaño tras cada viraje. 'El León' ya casi puede oler la sangre de su presa. En palabras del propio Ayrton: "Si está detrás de ti, tiene un buen coche y se encuentra motivado, ten por seguro que te va a pasar. Por encima de tu cabeza, pero te va a pasar".  

Ya en el último giro, el inglés negocia cada una de las curvas como si el mundo se estuviese derrumbando a sus espaldas. Su alma de tahúr lanza la frenética carrera hacia un delirante cara o cruz, pero es Senna quien de nuevo sube la apuesta. Ahora se trata de doble o nada. 

Al día siguiente, la foto finish copa las portadas de todos los diarios. 14 milésimas han bastado para que un joven de Sao Paulo comande el mundial por primera vez en su carrera. 14 inflamables milésimas que acabarán por incendiar el campeonato de 1986. Un campeonato que desatará las más sobrecogedoras hostilidades entre los cuatro fantásticos y que ya no cesarán hasta el último metro de la última vuelta en Adelaida.  Pero eso, evidentemente, ya es otra historia.

Si te interesa esta noticia
Didier Pironi y su Ferrari en el Gran Premio de Holanda de 1982 - LaF1
Jim Clark posa junto a Colin Chapman y el resto del equipo Lotus en Indianápolis - LaF1
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
8 comentarios
Imagen de ycastro
[#7 Bonosinvox] gracias Bonosinvox por tus palabras, significan mucho. Lo único que puedo prometertete es que todos en LaF1 trabajaremos para hacerla cada día mejor!
Imagen de Bonosinvox
Excelente artículo, felicitaciones Yago. Entre tú, Pol Santos y el Zapi, hacen de esta web mi preferida sobre F1, y para mi gusto, la mejor.
Imagen de ycastro
[#5 Perillan] las gracias a ti por leerlo;)))
Imagen de Perillan
Gracias por traernos a la memoria esta gran carrera y contarla con la misma pasión con que se corrió. Felicidades Yago!.
Imagen de ycastro
[#3 Ale] carrera épica donde las haya, sí señor. Y además demuestra claramente que no es necesario que exista la obligatoriedad por reglamento de pasar por el box para que haya variedad estratégica. Las gracias te las doy yo a ti por leernos, Ale! ;))
Imagen de Ale
Puuufff gracias por el artículo. Que carreras y que pilotos tan épicos!!!
Imagen de ycastro
[#1 Stavelot] Gracias!! Una carrera increíble de una temporada no menos increíble. ;)
Imagen de Stavelot
SUPERARTÍCULO!! Enhorabuena, me ha puesto la carne de gallina. Luego dicen que los turbo no son F1…
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top