GP de Australia F1 2017
Carrera loca en Spa

Hamilton salva una carrera imposible: Análisis GP Bélgica

Rosberg gana, pero no se acerca

Gran actuación de Alonso con el McLaren que sube al equipo al sexto puesto

Ferrari y Williams se hunden en Spa

AmpliarLewis Hamilton cruza la meta en Spa - LaF1Lewis Hamilton cruza la meta en Spa

Menuda vuelta de las vacaciones, estaba claro que los pilotos tenían muchas ganas de volver a correr y así ha quedado demostrado con una salida accidentada como las de principios de temporada. Red Bull y Ferrari tenían una gran oportunidad para poder ganar hoy y han demostrado sus ganas en la salida; sin embargo, el optimismo de sus pilotos no ha dado resultados.

Puedes leer aquí la crónica de la carrera

La siguiente imagen recoge la situación de los pilotos del top 10 durante la carrera

Y a continuación se puede ver la ubicación de los pilotos al final de la carrera

El Gran Premio de Bélgica se caracterizó por estar formado por dos carreras, dos partes muy diferentes, propiciadas por la bandera roja desplegada a raíz del accidente de Magnussen en el Radillon. Esto hizo que la gran variabilidad que había marcado la parte inicial de la carrera, con una gran multitud de accidentes, incidentes y periodos de carrera controlada se bloqueara y se diera paso a una segunda carrera, mucho más de ritmo, y en la que las mecánicas y la velocidad de los diferentes equipos se impusieron en la pista.

Este fue el ritmo por vuelta mostrado en la carrera por los diferentes pilotos

Y este fue el ritmo intermedio de cada tanda:

La carrera estuvo muy marcada por la primera parte, muy loca, y en la que la variabilidad y las posiciones variaban de una vuelta a otra, hasta el punto de que apenas se pudieran realizar cuatro giros limpios de los diez previstos. Su final, producido por la bandera roja, hizo que las posiciones fueran completamente diferentes en la reanudación, y que algunos pilotos que habían comenzado detrás, caso de Alonso y Hamilton estuvieran muy cerca de las plazas de podio, y otros que habían arrancado en cabeza se hundieran en la tabla, como fue el caso de los Ferrari y de Verstappen.

Esta situación provocó que Rosberg se encontrara en cabeza, con la única presencia de Ricciardo como amenaza, pero sabedor de que la carrera la tenía en su volante, y que sólo él, o las circunstancias externas, le hicieran perderla. Hamilton, por su parte, protagonizó una interesante remontada, beneficiada por los acontecimientos que se iban produciendo, hasta el punto de ver cómo era capaz de colocarse en puestos de podio, algo impensable para él al comienzo de la carrera. Por detrás la ausencia de Ferrari hizo que Ricciardo se encontrara en un claro segundo lugar, y que rodara sin demasiados rivales cerca, una situación que aprovechó para convertir una segunda posición más que clara, y que demuestra, así mismo, que el Red Bull también puede tener mucho que decir en circuitos de velocidad y potencia.

La zona media volvió a confirmar que Force India ya es el cuarto equipo de la parrilla, merced al hundimiento de Williams en una pista en la que, sobre el papel, deberían haber sido capaces de ir rápido. Pero su pobre trabajo en el sector central, en el que el apoyo lateral es clave, les dejo sin opciones de avanzar en pista. Lo cierto es que el equipo de Grove tiene un final de temporada muy complicado, ya que tendrá que lidiar no sólo con Force India, sino también con el gran avance mostrado por McLaren. A pesar de que era una pista que no les beneficiaba, fueron capaces de recuperar en el sector central todo lo que perdían en el primer tramo, para mostrar, una vez más, que el trabajo en curva del Mclaren es mucho mejor que el del Williams, y que, cuando lleguen los circuitos menos sensibles a la potencia, podrá estar en condiciones de colocar a sus dos coches en zona de puntos de manera relativamente cómoda, al convertirse en el quinto equipo de la parrilla.

Más atrás Toro Rosso, Haas y Renault realizaron una carrera muy cerrada, en la que la igualdad fue la nota predominante en su prueba, ya que entre ellos apenas les separaron dos décimas. Un grupo muy compacto, pero sin demasiadas opciones en esta carrera, y que a buen seguro se mantendrán en esta posición en la próxima cita de Monza. Cierra la tabla Sauber, que tuvo una carrera muy complicada con Ericsson, retirado de la carrera tras unos problemas continuos en su monoplaza, y Manor, un equipo que fue capaz de salvar las dificultades de esta carrera y superar a Nasr al final de la prueba.

 

LOS MEJORES REGISTROS
Fuera ya de estas posiciones, repasemos lo que nos dio la carrera en situación de vueltas rápidas

Hamilton y Rosberg fueron los más rápidos al final de la carrera, unas posiciones que demuestra que las condiciones al final de la carrera fueron muy estables y que sólo Palmer buscó un registro rápido al final de la carrera, pero sin demasiado ritmo como para poder avanzar en pista.

Y estas fueron las velocidades de detección en los sectores más altas de la carrera

Destaca el hecho de ver la gran velocidad mostrada por Pérez, Vettel y Raikkonen al final de la recta Kemmel, donde se situaba en esta ocasión la trampa de velocidad, unos registros por encima de 350km/h, y que demuestran, como sucediera en Bakú, la gran potencia que son capaces de desplegar estos monoplazas cuando el drag al que se exponen se reduce. Veremos las velocidades que encontramos en la próxima cita, la catedral de la velocidad, pero será complicado que puedan superar estos registros debido al menor downforce que presentarán los monoplazas.

 

PARADAS EN BOXES
Estas fueron las paradas más rápidas de la carrera

Esta carrera estuvo marcada por la bandera roja desplegada tras el accidente de Magnussen, que llevó a que los monoplazas estuvieran en la calle de boxes como estipula el reglamento, y que los registros observados en esta fase quedaran claramente alterados. En las paradas más rápidas, una vez más Williams fue el equipo más rápido, aprovechando la superioridad que mantienen en estos relevos sobre el resto de equipos, una acción que hasta el momento no han sido capaces de igualar sus rivales de manera repetida.

 

SITUACIÓN DEL CAMPEONATO
Tras la carrera celebrada en Spa de esta manera queda el campeonato

La primera carrera de la segunda mitad de la temporada ha servido para confirmar la tendencia observada hasta Alemania, Hamilton sigue al frente, y tras haber realizado las penalizaciones que tenía que afrontar ha sido capaz de conseguir tres unidades de potencia, necesarias para asegurar la fiabilidad, y seguir mandando en el campeonato. Así mismo también ha quedado claro que el campeonato de pilotos sólo será para un piloto de Mercedes, pues Ricciardo, Vettel y Raikkonen se encuentran demasiado lejos.

En equipos esta carrera ha servido para confirmar que Red Bull ya es el segundo equipo, sólo por detrás de Mercedes, que Ferrari tiene la temporada prácticamente perdida, que Force India ya es el cuarto equipo en la parrilla, que el avance del McLaren es real, pues ya ha superado a Toro Rosso en la clasificación y a Williams en pista, y que sobre todo, la caída libre de Williams ya ha comenzado, pues tendrá muy complicado ganar la batalla a Force India. Así pues, carrera importante, casi decisiva, en el devenir de este campeonato.

Esto ha sido todo lo que ha deparado la carrera del GP de Bélgica, una prueba realmente importante y que tendrá grandes implicaciones en las siguientes citas. Tras esta prueba la F1 no descansa, pues este mismo viernes volverá a rodar en la catedral de la velocidad de Monza, un carrera de pura potencia y velocidad, encuadrada dentro del grupo D. Potencia, y que culminará el doble test para las unidades de potencia. Veremos qué es lo que depara la carrera, y sobre todo, cómo continúa la lucha entre Rosberg y Hamilton por el campeonato. 

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top