Artículos LaF1.es

Gracias Nico, gracias Vijay

La última vez que un piloto de Fórmula 1 triunfo en Le Mans fue en 1991: Bertrand Gachot

AmpliarVijay Mallya y Nico Hülkenberg - LaF1Vijay Mallya y Nico Hülkenberg

El pasado fin de semana tuvieron lugar en el circuito de La Sarthe las 24 Horas de Le Mans, la carrera de resistencia más importante del año y joya de la corona del World Endurance Championship -Campeonato del Mundo de Resistencia-, auspiciado por la FIA. En la edición de este año -la 83ª- uno de los protagonistas fue Nico Hülkenberg, ganador de la prueba en su primer intento. El piloto alemán vivió así el mejor día de su carrera deportiva, pero hay más.

La victoria de Hülkenberg es un hito tanto para los pilotos de Fórmula 1 como para los participantes de las 24 Horas de Le Mans. La última vez que un piloto participante en dicha carrera compitió en la categoría reina fue el año pasado, con André Lotterer. Anteriormente, Sébastien Bourdais fue el último piloto en competir a tiempo completo en la Fórmula 1 y añadir las 24 Horas de Le Mans. Antes del francés, Yannick Dalmas fue el hombre más reciente en ganar en Le Mans y competir en la Fórmula 1 el mismo año -disputó algunos Grandes Premios a finales de año-.

Pero lo que ha hecho Hülkenberg esta vez es mucho más grande. Hay que remontarse hasta 1991 para encontrar la última vez que un piloto de Fórmula 1 a tiempo completo triunfó en la legendaria carrera francesa. Bertrand Gachot se impuso a lomos del espectacular Mazda 787B mientras competía en la Fórmula 1 con un equipo de reciente creación llamado Jordan... Pero esta situación tampoco nos sirve del todo puesto que a mediados de año y tras un altercado con un taxista, acabó perdiéndose varias carreras -propiciando además el debut de Michael Schumacher-.

Por ello, para encontrar una situación teóricamente igual a la de Nico Hülkenberg hay que remontarse a la temporada 1978, cuando Didier Pironi ganó las 24 Horas de Le Mans en su segundo intento al volante de un Renault Alpine A442B con Jean-Pierre Jaussaud. Pironi disputó el campeonato del mundo de Fórmula 1 al completo por lo que si Hülkenberg termina la temporada -debería ser así-, será la primera vez en casi 40 años que un piloto gana las 24 Horas de Le Mans y compite en todos los Grandes Premios puntuables para el Mundial de Fórmula 1.

lemans-2015-laf1_1.jpg

Pero dejando de lado consideraciones históricas varias, la victoria de Nico Hülkenberg en Le Mans -junto a Nick Tandy y Earl Bamber, no lo olvidemos- es especialmente importante para la Fórmula 1. Se demuestra que los pilotos de Fórmula 1 pueden combinar con éxito la participación en las 24 Horas de Le Mans siempre que los equipos lo permitan. Con la experiencia y la velocidad en la Fórmula 1, están más que capacitados para estar entre los mejores pilotos del WEC y competir cara a cara con ellos.

Yendo más lejos incluso, abre el abanico de categorías donde los supuestos mejores pilotos del mundo podrían competir. Está claro que la Fórmula 1 genera el máximo interés en el mundo del automovilismo. Pero tras ver el movimiento que se ha creado alrededor de Hülkenberg el pasado fin de semana -más incluso que en su debut en las 6 horas de Spa-, ¿nos imaginamos qué sucedería con un Fernando Alonso, Lewis Hamilton o Sebastian Vettel tomando parte en las 24 Horas de Le Mans con un coche con opciones de victoria?

Afortunadamente, la buena salud del WEC y el interés tanto de las marcas como de los pilotos en esta categoría nos han llevado a la situación actual. En años recientes, nos encontramos en Le Mans a pilotos de GP2, GP3 o Fórmula Renault 3.5 entre otras categorías. Descubren que hay vida más allá de la Fórmula 1 y están dispuestos a buscarse un futuro alternativo como sin duda tenía previsto hacer Hülkenberg. Pero aún así, no hay que olvidar que el objetivo principal de todos estos jóvenes es triunfar en la Fórmula 1... y puede que lo consigan.

El caso del pasado fin de semana debe servir como ejemplo para tanto pilotos jóvenes como veteranos. Es posible combinar Le Mans y Fórmula 1. Las fechas lo permiten, los requerimientos técnicos para el piloto no son imposibles de alcanzar y les reciben con los brazos abiertos. Evidentemente, no es tan fácil como en los años 70, donde los intereses de los equipos a ambos lados chocaban menos o incluso había marcas -Ferrari, principalmente- con equipos en ambos certámenes. Pero aún así, es posible.

lemans-2015-laf1_0.jpg

En este sentido, más que dar las gracias a Nico Hülkenberg -que a fin de cuentas hacía lo mejor para su carrera deportiva-, hay que agradecerle a Vijay Mallya que aceptara la petición de su piloto. El alemán está en su cuarto año con el equipo, tercero como piloto titular y ha defendido el honor de la escuadra con tesón. Puede que sea una recompensa o simplemente que Mallya tiene otro tipo de personalidad. Incluso es posible que el jefe de equipo viera la oportunidad de ganar un poco de imagen positiva al dejar que Hülkenberg tuviera su aventura en Le Mans.

Pero a pesar de todo, es difícil llegar a este punto y no todos los equipos están dispuestos a aceptar el riesgo que conlleva que sus pilotos compitan en otras categorías. Un accidente desafortunado puede terminar con una lesión que complique el programa principal. Todo esto, por no hablar de los conflictos de intereses entre los distintos fabricantes y los patrocinadores que pueda haber entre el equipo de origen y el equipo destino. Algo tan simple como un contrato de equipamiento del equipo que se contradiga puede impedir que un piloto dispute una carrera fuera de su campeonato habitual.

En especial en la Fórmula 1, donde la imagen lo es todo, es difícil de cuadrar los contratos. Esta situación fue la que se encontró Fernando Alonso, que tenía la intención de competir en las 24 Horas de Le Mans de 2015 con Porsche -habría pilotado el 919 junto a Nico Hülkenberg y presumiblemente, Fréderic Makowiecki-. Ni a McLaren ni a Honda les convencía la idea -McLaren es especialmente cerrada y Honda considera a Porsche rival en ventas en ciertos segmentos-. Al final, Alonso se quedó con las ganas y con aquel anhelo de lo que pudo haber sido.

El tiempo dirá si el histórico triunfo de Nico Hülkenberg cambiará la dinámica y la tradición independiente de la Fórmula 1. Es evidente que nunca se llegará al punto que existió en los años 60 y 70, en el que las grandes estrellas pilotaban prácticamente cualquier coche que estuviera disponible, pero sí podría darse el caso de pilotos que empezaran a intentar buscar la gloria en Le Mans tanto como alternativa a la Fórmula 1 como forma de darse a conocer. En cualquier caso y pase lo que pase, un servidor no puede esperar a ver qué sorpresas nos tiene reservadas el futuro.

Si te interesa esta noticia
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top