Almacén F1

GP de Hungría 2016: Hamilton es el líder

AmpliarLewis Hamilton celebra su victoria en Hungría - LaF1Lewis Hamilton celebra su victoria en Hungría

El Mercedes número 44 derrapaba por la escapatoria paralelamente a las barreras, sin que Lewis Hamilton pudiera hacer nada más que esperar el golpe. Y si hubiera sido un deporte de sincronización, el accidente hubiera resultado de una ejecución perfecta: golpeó a la vez con las ruedas delanteras y traseras izquierdas. Pero eso, en la F1, significaba un problema: fin de la sesión, daños en el coche, nada de preparar el coche para la carrera.

Era fácil ver ese problema para Hamilton, salvo que es Lewis Hamilton. El sábado, la lluvia en clasificación, que puede jugar una mala pasada; y en la sesión final, ya en seco, otro contratiempo. Con el mejor tiempo en su mano, y rebajándolo notablemente, el piloto inglés se dirigía a una nueva pole position, cuando justo en la curva en la que se había estrellado el día anterior, estaba cruzado el McLaren de Fernando Alonso: banderas amarillas, vuelta abortada, y sin tiempo para más. Y Nico Rosberg sacó la velocidad justa para mejorar el tiempo de su rival, y hacerse con el mejor puesto de salida. Un problema, teniendo que salir Hamilton en segunda posición, en una zona sucia que no lo era tanto por la lluvia.

En el tiempo que pasó entre el sábado y el domingo, con todas las contrariedades para Lewis, y con Rosberg que parecía tener todo mejor dispuesto, pudimos pensar que el alemán, esta vez, daría la vuelta a la situación y recuperaría la senda de la victoria. Pero se apagaron los semáforos rojos.

Los Mercedes no salieron perfectamente, pero no mal. Los Red Bull salieron mejor, pero no lo suficiente. El Ferrari de Sebastian Vettel salió solo un poco mejor que los cuatro, echándose encima de ellos, pero tampoco lo suficiente. En el espacio hasta la primera curva, Lewis se puso en paralelo con Nico, en una carrera de aceleración que iba a ganar al tener el interior de la curva. Nico sólo pensaba en Lewis. Y por detrás, Daniel Ricciardo podía oler la oportunidad, y se fue hacia el exterior. Rosberg lo vio por fuera, y ya era tarde. El Red Bull era segundo, y por un momento parecía capaz de atacar incluso al líder. Pero Hamilton estaba muy decidido a no perder la posición. Ahora era Nico el que olía la ocasión de recuperar el segundo puesto, y se fue por el exterior de la segunda curva, y le pagó a Daniel con su misma moneda. Orden reestablecido, salvo que no lo estaba.

Estamos, en los últimos años, ante una de las combinaciones coche-piloto más impresionantes de la historia. Ese es el nivel en el que juegan Hamilton y su Mercedes

Lewis era el líder. Otra vez. Pese a todo. Y Nico lo observaba escaparse lo justo, nunca demasiado. Siempre al alcance, pero sin llegar. Esa es la diferencia entre sacar absolutamente todo el partido a un coche y no hacerlo. No es que Rosberg no lo haga, sólo es que Hamilton lo hace igual pero un poco más. ¿Que no había podido preparar bien el fin de semana?. No importa, es Lewis con su Mercedes. Sabe exactamente lo que debe hacer en cada curva de cada circuito para hacerlo funcionar. Y ya ha dado pruebas sobradas de ello. Y sí, todos los pilotos pueden tener un día malo, un día en el que se pierden los papeles. Pero rehacerse de un fin de semana que estaba siendo tan complicado, como si nada hubiera pasado, impresiona. Estamos, en los últimos años, ante una de las combinaciones coche-piloto más impresionantes de la historia. Ese es el nivel en el que juegan Lewis y su Mercedes.

Por detrás, el resto. Y aunque Red Bull hizo el amago de ir a por la carrera, prueba de su ambición (algo de agradecer), es también muy obvio todavía que no están a su altura. Están a la altura de Ferrari, con una diferencia muy pequeña entre ambos, al menos en carrera. Cada uno de los dos monoplazas tienen sus virtudes y sus defectos, y depende del circuito para que uno está delante del otro. Es una lucha muy bonita entre ambos equipos, y en Hungría rodaron por parejas: Ricciardo-Vettel, Verstappen-Räikkönen. Porque Vettel pudo al final poner en serios aprietos al australiano, que ya es un veterano en estas lides. Pero la pareja de la carrera fueron un holandés y un finlandés que durante el año han tenido ya sus más y sus menos. Räikkönen hizo una carrera impecable, saliendo desde muy atrás, y aguantando en pista muchas vueltas con un ritmo competitivo. Tanto, que fue capaz de arruinar la carrera a Verstappen. Seguramente Max tomó nota de la matrícula, por si se daba la ocasión de devolver los favores recibidos. Y se dio al final de carrera, cuando Kimi, con superblandos, era mucho más rápido. Sin embargo, Max ya ha demostrado que una cosa es llegar a él, y otra dejarle atrás. Claro, es cierto que estuvo muy al límite en cuanto a cambios de trayectorias, algo que ya hizo en Silverstone, y que se puede argumentar con solidez que mereció una sanción, pero a la vez, lo hizo con la picardía suficiente para que, volviendo a ver las imágenes, entre la duda de si realmente es sancionable. Quizás cuando parte del alerón delantero de Kimi saltó por los aires fue el momento más obvio. El resto fue un ataque muy enérgico del piloto de Ferrari (trajo algún bonito recuerdo del pasado) frente a una defensa numantina del piloto de Red Bull (que también trajo algún recuerdo mucho más pasado aún). En resumen, competición. Gracias.

Alonso se abonó al séptimo lugar desde el viernes y no quiso soltarlo; Sainz pilotó sin errores, fue rápido y volvió a puntuar

Estupendo fin de semana para los pilotos españoles. Fernando Alonso se abonó al séptimo lugar desde el viernes, y no quiso soltarlo en ningún momento. Supo sacar todo el jugo de la oportunidad de una clasificación en mojado, pero nos deja la duda de si en seco hubiera estado tan arriba, aunque la impresión es que sí, pues tanto él como Jenson Button estuvieron siempre entre los diez primeros (el inglés clasificó octavo). El circuito, que el año pasado ya fue testigo de la mejor actuación de Mclaren (aunque en una carrera muy movida), volvió este año a ser benigno con las virtudes del monoplaza inglés: la velocidad no es importante, así que el motor Honda esconde sus vergüenzas y el McLaren puede así mostrar sus poco a poco mejores virtudes. Y como en Austria, el salir delante premió el resultado del equipo, más cuando en el Hungaroring es difícil adelantar. El resultado de Alonso es absolutamente real, pero lo es aquí y ahora, no significa que se vaya a convertir en costumbre, aunque ojalá. El camino es aún largo, pero el crecimiento es palpable. Así que Fernando se dedicó a hacer lo que mejor sabe, esto es, sacar todo del coche, y conseguir el mejor resultado posible. Por desgracia para McLaren, el coche de Button tuvo problemas con el pedal de freno. Y que sancionaran al inglés por un mensaje de radio al respecto, es esperpéntico. Si que un pedal de freno que se va al fondo, o que falla, no es una cuestión de seguridad, nada lo es. El enfado de Button al respecto es comprensible, y la FIA debe poner mucha más luz en todo esto.

Carlos Sainz estuvo de nuevo impecable en un circuito que a su coche se le atragantaba. Como Fernando, sacó petróleo de una clasificación muy compleja, y luego hizo lo que ya nos tiene acostumbrados, muy mal acostumbrados: pilotar sin errores, maximizar sus oportunidades, ser rápido, y volver a puntuar en un Gran Premio en el que, de no haberlo hecho, podría haber tenido justificación. Pero Carlos no pone excusas, está muy centrado en su oficio, y sacó un octavo puesto que es muy importante.

Y hubo un momento, especialmente con Esteban Gutiérrez como doblado que se resistía a serlo ante Hamilton, que Rosberg se acercó mucho. Por un breve tiempo, la lucha por la victoria parecía servida. Pero nunca iba a ocurrir. Ganó Lewis. Es el líder, pero no ya de la clasificación del Mundial, sino de todo el grupo de pilotos. Y sigue mejorando, puliendo algunas de sus aptitudes. Pero lo más impresionante de todo, es que su monoplaza es una extensión de sí mismo, son uno. Sólo tiene que subirse a él, y la victoria en cualquier Gran Premio está a su alcance. Estado de gracia.

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
5 comentarios
Imagen de jmvinuesa
[#1 uruguaiano] [#2 Miller] [#3 MICANDALEX] [#4 RDFOne] Muchas gracias por vuestras opiniones. Tratamos de disfrutar de este deporte con amplitud de miras. Si lo conseguimos reflejar, es una satisfacción. Un saludo, y nos leemos.
Imagen de RDFOne
Está muy claro que Mercedes esconde 1 seg por vuelta, impresiona
Imagen de MICANDALEX
Da realmente gusto leer artículos como este... Gracias José Miguel.
Imagen de Miller
Gran articulo.. Lo celebro, coherente y objetivo..
Imagen de uruguaiano
Me congratulo de leer un artículo despojado de fanatismo. Hasta hace poco era muy dificil encontrar una web en español madura y objetiva, por lo general en España solo ojos para Alonso y en Argentina para Ferrari. Cuidemosla desde los comentarios también. Gracias.
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top