Almacén F1

GP de España F1 2017: Hamilton y Vettel, cara a cara

AmpliarLa salida, momento crucial de la carrera - SoyMotorLa salida, momento crucial de la carrera

La llegada de la Fórmula 1 a Europa supone tradicionalmente la implementación de mejoras en los monoplazas, pese a que en los tiempos más recientes el desarrollo de los coches es algo que se realiza de manera mucho más constante, carrera a carrera. Pero aun así, el Gran Premio de España suele ser el lugar en el que se lleva a cabo una primera gran actualización en todos los equipos.

El más sorprendente en este campo fue Mercedes, que traía un coche prácticamente nuevo, y que se detectaba visualmente en el morro del W08, ahora mucho más estrecho y con unas aletas en forma de cuchara en la parte inferior. Obviamente, la cercanía y puntual superioridad de la Scuderia Ferrari obligó al equipo alemán a realizar una de las actualizaciones más profundas que se recuerdan en los últimos tiempos.

Porque aunque Mercedes, con Valtteri Bottas, venció en Rusia, no había sido el mejor coche: ese fue el Ferrari SF70-H, que también traía importantes mejoras a Barcelona. Un circuito demasiado conocido para todos, y en el que en los entrenamientos invernales la Scuderia había mostrado un rendimiento mejor que Mercedes.

 

VIERNES

Los entrenamientos libres del viernes dejaron la impresión de que Mercedes había vuelto a obtener su habitual dominio, con una ventaja de Hamilton sobre el tercero, Kimi Räikkönen, de 0'935 segundos en la primera sesión. El nuevo motor del Mercedes, unido a las mejoras, se mostraba intratable. No se podía decir lo mismo del motor Honda del McLaren MCL32 de Fernando Alonso, que en los primeros compases rompía estrepitosamente, y dejaba caer a chorros el aceite cuando era retirado de la curva 3 del circuito. Alonso hablaba después de un espectacular agujero en la unidad de potencia. Este nuevo inconveniente provocaba la imagen del Gran Premio: la de Alonso yéndose del circuito para jugar a pádel con la primera sesión de libres en marcha, mientras le sustituían el propulsor.

Tampoco fue del todo bien para Sebastian Vettel, con un problema que parecía de cambio, pero que se reveló menos importante, y que le privó de rodaje durante buena parte de la sesión. Los Ferrari eran mejores que los Mercedes en el segundo sector del circuito, que incluye alguna curva de pura exigencia aerodinámica como la 9, la ciega de derechas. Sí, el Ferrari iba bien, pero no lograba encontrar los tiempos. En buena medida, pero esto afectó a todos, el viento racheado complicaba la puesta a punto de los coches.

 

La grúa recoge el coche de Alonso tras una fuga de aceite en Libres 1.

 

Por su parte, los Red Bull parecían acercarse notablemente a la cabeza, o al menos a los Ferrari, pero todavía adolecían de falta de carga aerodinámica, prueba fehaciente de ello fue la salida de pista de Max Verstappen en la exigente curva 9.

La segunda sesión puso la situación algo más clara, con los Ferrari que se acercaban a ambos Mercedes, aún con Lewis Hamilton a la cabeza y con Bottas a sólo 0'090 segundos, pero con Räikkönen a 0'310 y Vettel a 0'418, con los Red Bull manteniendo el tipo con Verstappen a 0'636 y Ricciardo a 0'783. Alonso lograba salir a rodar a falta de una hora, pero tan sólo era capaz de quedar último, más centrado en la puesta a punto que en buscar tiempos o ritmo de carrera.

Sorprendían los Renault, que se colocaban séptimos y octavos, con Hulkenberg dentro de la distancia del segundo, y Palmer superándola por no demasiado. El avance progresivo de los monoplazas franceses está siendo interesante, con mejoras palpables en su rendimiento.

 

SÁBADO

Por la noche, los mecánicos del Mercedes de Valtteri Bottas rompían el toque de queda para trabajar en el coche del finlandés y sustituirle la unidad de potencia, instalándole una de especificación antigua, lo que era una desventaja de inicio para el último ganador de un Gran Premio. La operación se retrasó en exceso, y sólo pudo rodar ocho minutos de la última sesión de entrenamientos libres.

En esa sesión, Ferrari se colocaba en la cabeza de tiempos, con Kimi en primer lugar, y dejaban a los Mercedes de Hamilton y Bottas a 0’381 y 0’654 segundos respectivamente. Sí, el Ferrari funcionaba, pero su problema seguía siendo, como lo viene siendo desde hace tiempo, el exigente tercer sector del circuito catalán.

Montmeló exige mucho a los neumáticos en los dos primeros tercios de la vuelta, con el gran curvón a derechas de la curva 3, con la rápida curva 9. Eso supone que al llegar al intestino tercer sector, en la zona del Estadio, los neumáticos están agotados, y ello a pesar de que Pirelli había optado por unos compuestos especialmente duros: el duro, que era inservible, el medio, la opción, y el blando, único que permitía marcar tiempos rápidos, pero que también sería el principal para la carrera. Los Mercedes no llegaban con ese agotamiento al tercer sector, o al menos no tan significativo. Y eso que los Ferrari se mostraban mucho mejores en ese sector que en años anteriores.

Sebastian Vettel tuvo un problema con su motor a falta de diez minutos de acabar la tercera sesión de entrenamientos libres. Era un problema serio de algunos componentes, pero la Scuderia optó por sustituir totalmente la unidad de potencia, para analizar la deteriorada con calma. El cronómetro jugaba en contra de Ferrari con el piloto líder del campeonato.

 


Vettel se para en el Pit-Lane en Libres 3, cambió motor antes de Clasificación.

 

Y llegó la clasificación. Y Vettel pudo salir, pero el pánico recorrió los boxes de la Scuderia cuando tuvieron que ordenarle detener el coche. Sebastian no cumplió la orden, y consiguió continuar. La nueva orden era llegar a boxes, pero el piloto tampoco lo hizo. En vez de eso, hizo una vuelta que le colocó primero hasta que Hamilton y Räikkönen le superaron. En un campeonato tan apretado, haber salido último hubiera sido un gran contratiempo, así que salvaron una situación muy delicada.

La sorpresa de la sesión fue de nuevo el Sauber de Pascal Wehrlein, que pasaba a la segunda sesión tras dejar atrás por sólo 5 milésimas a su compañero de equipo, en lo que fue una buena actuación para el farolillo rojo de la parrilla. Más aún porque dejaron por detrás a varias sorpresas: por un lado, a un Jolyon Palmer que sigue sin sacar rendimiento a su Renault, por otro lado, a un Lance Stroll que, llegado a circuitos totalmente conocidos, sigue sin dar ese paso adelante que arroje la calidad que se le supone. Tampoco pasó Stoffel Vandoorne, mientras Alonso era duodécimo, ni Daniil Kvyat, último mientras Carlos Sainz lograba un gran noveno lugar. Mal resultado del ruso, que no estaba cómodo con el agarre de la pista ni lograba calentar los neumáticos.

La segunda sesión dejó un centro de la parrilla muy ajustado. Pasar a la sesión final fue cuestión de décimas: del séptimo, Esteban Ocon, al decimocuarto, Romain Grosjean, había apenas cuatro décimas. En esa lucha sin cuartel, Carlos Sainz acabó cediendo lo que parecía una posición en la ronda final casi segura, mientras que un espectacular Fernando Alonso colocaba al McLaren en décimo lugar con cierta holgura –casi una décima con Kevin Magnussen, undécimo–. La sorpresa negativa fue Nico Hulkenberg, que acabó decimotercero cuando durante todo el fin de semana parecía tener un puesto asegurado entre los diez primeros.

 


Los tres primeros clasificados, entrevistados en la recta principal tras la Q3.

 

Por delante, Hamilton seguía muy fuerte, aunque con Vettel a 0'085 segundos, y Bottas a 0'090. Kimi ya estaba más lejos, y más aún los Red Bull y los Force India, que volvían a pasar ambos a la Q3.

Cuando Lewis Hamilton comenzó su primer intento, se dedicó a cuidar en la medida de lo posible sus neumáticos en los primeros sectores para llegar al último con suficiente capacidad de tracción. Y lo hizo tan bien, que marcó un tiempo de 1'19"149 que dejó al resto bastante lejos, con un Valtteri Bottas que cometió dos errores, uno ligero en la curva 5, otro más grave para su tiempo a la salida de la última chicane. Los Ferrari estaban lejos.

Aunque en el segundo intento Lewis se quedó cerca de su tiempo, no mejoró, y tampoco lo hizo Bottas, reincidente en la curva 5. Tampoco rebajaría su tiempo Räikkönen. Pero era Sebastian Vettel el que venía sorprendentemente en tiempo de pole position en los dos primeros sectores. El Ferrari se mostraba rápido y dócil, pero lo perdió en el tercer sector, de nuevo. Por poco, tan sólo media centésima. Ferrari, pese a la gran evolución de Mercedes, seguía estando ahí, pegado a Mercedes en la lucha por la pole, y con un ritmo de carrera que auguraba la posibilidad de luchar por la victoria, pese a salir desde la zona sucia.

Pero la vuelta para enmarcar fue la del mejor del resto, detrás de los Red Bull de un inspiradísimo Max Verstappen que aventajó en casi medio segundo a Daniel Ricciardo. No, fue Fernando Alonso el que realizó un único intento perfecto, retorció a su McLaren-Honda, y lo colocó séptimo. Si estar en la Q3 ya había sido magnífico, ese séptimo lugar era la prueba –si es que hacía falta– de que el piloto asturiano está muy por encima de su material, especialmente de un motor Honda que cedía doce kilómetros por hora con el monoplaza más rápido. Una maravillosa vuelta, aunque se quedara 1’9 segundos de la pole, que es una distancia abismal.

 

DOMINGO

La carrera se presentaba realmente abierta cuando hasta el sábado parecía todo lo contrario. Pero si Sebastian Vettel quería tener opciones reales tenía que, como mínimo, no perder su posición de salida para poder atacar el liderato en un circuito en el que las carreras procesionales suelen ser la tónica dado lo difícil de los adelantamientos, algo que intentaron mitigar el sábado adelantando la zona de activación del DRS cien metros en la recta de meta.

Y Sebastian no sólo mantuvo su posición, sino que cuando se apagaron los semáforos aprovechó una salida dubitativa de Hamilton para colocarse en primera posición contra todos los pronósticos. Valtteri Bottas fue el que salió de nuevo perfectamente, y atacó a su compañero de equipo, pero frenó un poco pronto, y eso le introdujo en la pelea que estaban librando Kimi Räikkönen y Max Verstappen. El de Mercedes se vio superado por su compatriota de Ferrari, y tocó su rueda posterior derecha, lo que catapultó a Kimi hacia Max, y ambos acabaron con los triángulos de la suspensión rotos, con el resultado de ver su carrera finiquitada.

Por detrás, la pelea delantera tuvo sus consecuencias, con un Felipe Massa que tocaba a Fernando Alonso, cuya salida, de un anunciado ataque, pasó a una desesperada defensa ante los pilotos que le sucedían y que le adelantaron. Felipe pinchó un neumático y Alonso se vio retrasado.

 


Vettel sorprende a Hamilton y le arrebata el liderato; Bottas impacta contra Räikkönen y éste a su vez contra Verstappen. Massa esquiva el incidente en la Curva 2, pero arrastra a Alonso fuera de pista.

 

Vettel, mientras tanto, se escapaba lo suficiente como para dejar fuera de la zona de DRS a Lewis Hamilton. El Ferrari era rápido, pero la distancia nunca fue más allá de los 2'7 segundos, y estuvo estable en los 2'5 durante varias vueltas. Curiosamente, Sebastian era el más rápido en el tercer sector, donde llegaba en buena forma, con un Hamilton incapaz en los primeros compases de aproximarse al piloto alemán. Ambos pusieron tierra de por medio, y en la octava vuelta Bottas ya estaba a 8'4 segundos, Ricciardo a 12, Sergio Pérez a 17, Esteban Ocon a 20 y Hülkenberg a 23. Era un cara a cara entre los líderes del campeonato.

En la vuelta 15, Vettel se dirigió a los boxes para colocar un nuevo juego de neumáticos blandos, mientras Hamilton, que estaba fuera de toda posibilidad de adelantarle en boxes, seguía en pista en busca de alargar su parada para tener una última fase corta con compuestos blandos. Era la única opción del inglés, que intentaba en vano aumentar la ventaja, e incluso tenía una ligera pasada de frenada en la vuelta 19 a la entrada de la zona del estadio. En la vuelta 22 acabó por dirigirse a los boxes para colocar los neumáticos medios.

Bottas era el líder. Vettel se acercaba con mucha velocidad. Y entró en juego la estrategia en pista. El finlandés tenía sus gomas blandas agotadas, pero podía servir de muro ante Vettel y propiciar el acercamiento de Hamilton. Dicho y hecho. Si Bottas había 'eliminado' –no se lean conductas antideportivas en ello– a un Ferrari, ahora tenía que anular al otro. Hamilton recortaba hasta dos segundos por vuelta. Vettel seguía con su asedio. En la vuelta 24, Bottas entró largo en la curva de entrada al estadio, y Vettel se emparejó, pero no pudo con él. 

El alemán se preparó para el ataque en la recta de meta. Era la vuelta 25, y la carrera se estaba esfumando. A rebufo del finlandés, Vettel abrió el DRS y se hizo grande en los retrovisores de Valtteri. Amagó a la izquierda, el Mercedes se dirigió levemente a la derecha, y Vettel sorprendió a todos con su audacia de fintar a la derecha del Mercedes. El Ferrari, por la hierba a 331 kilómetros por hora, a punto de perder el control. Pero al llegar a la curva 1, Vettel había tomado un liderato que quería, que necesitaba sobre todas las cosas. Fue un adelantamiento al más puro estilo Nigel Mansell, arrojo absoluto, valentía y precisión, como el del 'León' inglés a Gerhard Berger en la Peraltada durante el GP de México de 1990. Mismo engaño. Misma determinación. Un adelantamiento legendario.

 


Vettel adelanta a Bottas y supera el bloqueo de Mercedes.

 

Pero el mal ya estaba hecho. Bottas había retenido lo suficiente a Vettel, y dejó pasar rápido a Hamilton, que agradeció su doble labor de equipo con el pulgar hacia arriba mientras lo adelantaba. Sí, Vettel se escapó, pero los segundos perdidos ya no volverían. E incluso se complicarían, porque en la vuelta 34, Massa se dispuso a adelantar a Stoffel Vandoorne, y lo había hecho, pero el belga no vio al brasileño en su interior, cerró la trayectoria, se tocaron y el McLaren acabó fuera de pista con la dirección rota. Stoffel, que había empezado último por el cambio de algunos componentes eléctricos en su unidad de potencia, provocó la activación del régimen de Coche de Seguridad Virtual –VSC–.

En ese momento exacto, la situación no era mala para Vettel. Sus neumáticos blandos llevaban más vueltas que los medios de Hamilton, así que todo ese tiempo con la carrera neutralizada era un tiempo en el que guardaba algo de neumáticos y estiraba su segunda parada. La distancia en la vuelta 36 era de 8’9 segundos. Parar a colocar los neumáticos medios, a falta de 30 vueltas, era todavía arriesgado, y Ferrari no jugó una carta estratégica que a la larga tampoco hubiera funcionado, aunque hubiera podido poner a Mercedes en jaque.

Y fue Mercedes quien jugó a la perfección en la estrategia, ordenando a Hamilton entrar a boxes en la vuelta 37, justo en el momento en el que se relanzaba la carrera. Eran muchas vueltas para el neumático blando, pero si Vettel no respondía rápido, al final de carrera estaría segundo. Así que Mercedes hizo una parada sin perder todo el tiempo que implicaría con la carrera lanzada, y empujó a Ferrari a los boxes con mucha carrera por delante. Porque Vettel entró a por los medios en la 38. La carrera estaba en el aire.

Mientras Sebastian circulaba por el carril de boxes, Hamilton enfilaba la recta. Iba a ser muy justo. Y al llegar a la primera curva, el Mercedes retrasó la frenada, con el Ferrari en el interior. Sebastian se aferraba al liderato: perderlo era decir adiós a la carrera. Alargó un poco la trayectoria, ahogó a Lewis, y mantuvo la primera posición. La batalla era ahora cara a cara. Nadie más en este juego de dos en el que se ha convertido el campeonato ya en la quinta carrera. Lewis atacaba con fuerza, aprovechando sus neumáticos más rápidos, y Sebastian defendía con fuerza su posición, mientras Bottas, que rodaba tercero, abandonaba en la vuelta 39 por la rotura del turbo de su Mercedes. Era el segundo inconveniente con el motor del fin de semana, pero se trataba de una unidad de potencia muy gastada. Y sí, los Mercedes también fallan.

 


Vettel resiste el ataque de Hamilton tras su última parada.

 

Por un momento, en la siguiente vuelta, dio la impresión de que Vettel podría aguantar hasta que a Hamilton se le agotaran los neumáticos. Aprovechando los doblados, consiguió dejarle detrás del Haas de Kevin Magnussen en la curva 5 del circuito, tomando algo de aire. Pero Lewis estaba ahí, implacable en su ataque. Debajo del casco, Vettel sólo pensaba en resistir y en cuándo se vendrían abajo los blandos de Lewis debido al esfuerzo que les estaba pidiendo. Si llegaba ese momento, la carrera podría estabilizarse. 

Aguantaba. No cometía errores. Guardaba la batería para la recta. Pero ante un Hamilton desbocado, con el fuego en el pilotaje que le conocemos, la vuelta 44 fue el fin de la resistencia, que había sido mucha. Con el DRS activado, y pese al vano intento defensivo de Sebastian, Lewis pasó con holgura por el exterior al Ferrari al llegar a la primera curva. Lewis había podido enmendar su fallo en la salida. Sólo quedaba una duda: ante las 22 vueltas restantes, ¿aguantaría el neumático hasta el final?. Porque el Ferrari podría tener aún una opción, si eso ocurría.

Pero aunque Lewis no se escapó, hizo una gestión de carrera fantástica en el tramo final. Mantener a Vettel fuera de la zona de DRS, seguir exactamente su ritmo, que necesariamente sería más lento que el de los blandos, y de paso conservar estos neumáticos. Y funcionó. De hecho, se permitió aumentar la ventaja al final, vuelta rápida incluida. Había sido una carrera durísima entre un tricampeón y un tetracampeón en la cumbre de su arte. Lewis ganó lo que tenía perdido pero debía ganar, y Vettel perdió lo que tuvo ganado pero no parecía en disposición de ganar. 

Por detrás, heredaba el tercer puesto Daniel Ricciardo, primer podio del año de Red Bull. Pero lo hacía a casi 76 segundos del líder. El equipo austríaco mostró sus flaquezas en el exigente trazado barcelonés, y nunca estuvo en disposición de luchar por el podio, de no ser por los abandonos de Bottas y Räikkönen. Eso sí, son el tercer equipo con holgura, porque su distancia con el grupo de detrás es también enorme. Sólo con una reacción extraordinaria tanto del equipo como de Renault se podrá pensar en resultados de cabeza por méritos propios.

 


Hamilton cruza la línea de meta para ganar el GP de España.

 

Espectaculares los Force India, con Sergio Pérez cuarto y Esteban Ocon quinto, en el que es uno de los mejores resultados conjuntos del equipo en su historia, aunque eso sí, doblados. Abandonos mediante, ambos pilotos estuvieron impecables todo el fin de semana, pese a que el Force India no parece tan buen coche como el del 2016, pero sin duda son los mejores del resto. Ocon se asienta con paso firme en la zona de puntos, un inicio espectacular de año para el francés, y Pérez se reafirma como piloto rápido y seguro, algo que viene demostrando desde el año pasado, y que empieza a ver los muros de su equipo demasiado estrechos para la próxima temporada.

Gran resultado también para Renault en la figura de Nico Hülkenberg con el sexto puesto. Este Renault, en las manos del alemán, funciona de maravilla. Es justo lo que necesitaba el equipo francés, un piloto que supiera y pudiera traer los resultados que merece el trabajo de los del rombo, mientras Jolyon Palmer se desdibuja, más aún si cabe, frente a su compañero.

Carlos Sainz hizo el camino inverso que su compatriota Fernando Alonso. Si el madrileño salía duodécimo y acababa séptimo, el asturiano empezaba séptimo y acababa duodécimo. Curiosa coincidencia. Sainz aprovechó magistralmente sus oportunidades, y tuvo un momento delicado con Kevin Magnussen en su primera parada, cuando se fue a la hierba a la salida de boxes para intentar adelantar al piloto danés de Haas. Eran las ganas de Sainz en su patria, y la astucia de un piloto maduro. Cierto que en los compases finales no pudo rebasar a un impresionante Pascal Wehrlein, pero la sanción que llevaba el alemán de Sauber le permitía asegurar la séptima plaza. Su motor Renault de 2017 no podía con el Ferrari de 2016 del Sauber, y eso no deja de ser significativo, pero más allá del séptimo lugar es difícil ver a dónde hubiera llegado el Toro Rosso. Carlos estaba en estado de gracia, y esa es la duda que nos quedará.

 


Hamilton suma 25 puntos y se queda a 6 de Vettel en el Mundial, menos de una victoria.

 

Y sí, espectacular Pascal Wehrlein, que está dando puñetazo tras puñetazo en la mesa para demostrar a Mercedes que está preparado. Octavo con el peor coche de la parrilla, y sin la sanción de 5 segundos hubiera sido séptimo. Son cuatro puntos que colocan a Sauber novenos y dejan últimos a McLaren-Honda, aún sin puntuar. Con una carrera a una sola parada, Wehrlein puso en práctica su fantástico trato de los neumáticos, y aprovechó, como suele hacer, cada oportunidad que tuvo. Llegó a rodar quinto, y realizó con el Coche de Seguridad Virtual su parada. Tanto en estrategia, como en pilotaje, el conjunto Sauber-Wehrlein estuvieron sublimes, y recibieron su justa recompensa.

Muy interesante la carrera de Daniil Kvyat, de penúltimo a noveno, sacando todo el pundonor del ruso con un resultado inesperado a todas luces. Más desdibujados los Haas, que sólo puntuaron con Grosjean, y aunque Magnussen mereció algún punto, su toque final con Kvyat le mandó definitivamente al decimocuarto lugar. Por su parte, Alonso, que se embarcaba al escribir estas líneas rumbo a Indianápolis, pagó el toque con Massa, pero el McLaren no tenía ritmo para haber estado en los puntos. Fue doblado en la vuelta 29, aunque marcó el cuarto tiempo más rápido de la carrera, lo que unido al rendimiento a una vuelta, da un poco de oxígeno al enrarecido ambiente de la formación de Woking: muchísimo que trabajar, pero por fin lograron acabar. Y los Williams, perdidos, con un Felipe Massa que volvió a estar implicado, por segunda carrera consecutiva, en un doblaje impreciso con Sebastian Vettel, aunque no tuviera trascendencia para la carrera en realidad. Pero el tema de los doblados no es algo a tomarse a la ligera, porque pueden arruinar una carrera. Cierto que ahora se apartan mucho antes que hace veinte años, por ejemplo, pero habrá que revisar, en beneficio de todos, las acciones a tomar por los pilotos doblados ante la llegada de un coche más rápido.

Ferrari salió derrotada, pero si se mira el conjunto una vez asentado el polvo posterior a la vorágine, esta fue una carrera que no parecía que podía ganar, y tanto en clasificación como en carrera estuvieron con tranquilidad con los Mercedes, e incluso tuvieron la victoria en la mano. Ante el brutal desarrollo presentado por Mercedes en su monoplaza, la Scuderia mantuvo sobradamente el tipo, lo cual es una gran noticia en clave de campeonato. Lo mismo que ver a un Vettel que ha alcanzado una madurez al volante deliciosa.

Pero fue Hamilton el que se llevó los 25 puntos, en una actuación muy necesaria para el inglés tras el descalabro de Rusia. No, como bien dijo Toto Wolff, Lewis nunca se había ido, y cuando todo parecía perdido tras la salida, se enfundó en el traje que mejor le sienta –nada de collares, ropa estridente ni gorras enormes–: el de piloto de carreras implacable y demoledor, que nunca se rinde y que es capaz de revertir una situación totalmente en contra. El campeonato es cosa de dos, con las intervenciones puntuales de sus escuderos. Y aunque aún hay bromas entre los contendientes, España dejó claro que ambos son dos pilotos tremendos que tienen el colmillo muy afilado. Para beneficio del respetable.

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
51 comentarios
Imagen de Mend
[#50 speedtrap] Si no lo dudo es un adelantamiento histórico que ningún piloto aun se ha atrevido ha hacer , nada que ver con el de Vettel de este fin de semana .
Imagen de speedtrap
[#48 Mend] muy buena. un excelente adelantamiento. Alonso en esa epoca brillaba. Han pasado tantos años que la verdad no me lo acordaba. Ya que traes a Alonso a este tema lo que si me acuerdo del Asturiano es esta mas actual que te dejo ahora. https://www.youtube.com/watch?v=7pSp2dnj4UU
Imagen de Dancor
[#42 eduardo711] si te entiendo. Solo esforzaba lo que vi. Slds
Imagen de Mend
[#47 speedtrap] No oscurezco ,desde un principio siempre dije que fue una adelantada perfecta . https://www.youtube.com/watch?v=1nenwBThwLk
Imagen de speedtrap
[#46 Mend] estimado..ya se le hace costumbre faltar a la verdad que ni se da cuenta. Diez.veces mia.comentarios en distintas.notas? No invente. No tengo tanto tiempo libre y trato de no ser reiterativo como ud que nos quiere dar catedra y nos explica una y otra vez lo mismo. ( por eso lo de no aclare que oscurece) En fin alla Ud. Sigo esperando alguna.maniobra.mejor o similar de adelantamiento en recta que seguramente hay.muchas pero no las recuerdo.
Imagen de Mend
[#45 speedtrap] Querido y estimado usuario que no aporta nada si no repite una vez y otra lo de (lo espectacular de la adelantada de Vettel ) en todas las notas y a ser posible unas diez veces . No por repetir mas las cosas se tiene mas razón si no se aporta nada . Yo ya he dicho que fue un buen adelantamiento pero que cualquier piloto en la misma situación lo hubiera logrado con los datos que abajo indico . Entiendo que puede ser frustrante que Vettel no gano la carrera como yo así lo indique el Sábado y que de ahí que se le este dando tanto bombo y platillo a una simple adelantada con tal semejantes ventajas que contaba Vettel . Pero bueno si usted es feliz así ¿Que problema tengo yo ? . Yo al menos he puesto verdades completas aquí para que la gente no sea engañada . Cada cual se engaña de la mejor manera que crea conveniente .
Imagen de speedtrap
[#43 Mend] El adelantamiento de vettel fue espectacular no por todas las razones mecanicas que menciona. Para el comun de los seguidores fue espectacular por el cambio de direccion de vettel en pocos instantes por tres veces consecutivas a.mas de 300km/h con drs.abierto y mordiendo el pasto. Eso fue lo espectacular de la maniobra del piloto, con mucha destreza muy arriesgada y excelente resultado para dejar a su oponente sin defensa posible. Todo merito de.Vettel. Seguramente ha existido alguna maniobra similar en el pasado pero yo no la recuerdo. Si alguien recuerda.alguna me.gustaria verla. Es.dificil para algunos reconocer meritos a algunos pilotos pero los.meritos existen y ahi estan.
Imagen de speedtrap
[#43 Mend] no aclare que oscurece...
Imagen de Mend
Creo que se esta hablando mucho mas de la cuenta como ya paso en la otra nota y al final quedo inservible la misma . Como matice anteriormente el adelantamiento de Vettel fue espectacular , pero por varios motivos que entre ellos pondré aquí como datos y no viniendo aquí a quejarme de comentarios sin argumentar la noticia . 1º Vettel contaba con un neumático de las mismas características de Bottas con 15 vueltas mas nuevos , a sabiendas que este neumático baja su rendimiento a partir de la tercera vuelta (24 B / 9V) . 2º Bottas estaba en la ultima fase de su motor arriesgandolo todo y en consecuencia rompió . 3º Vettel contaba con un turbo nuevo que no es lo mismo que un turbo usado . 4º Vettel cambio de motor de otra carrera el cual no estaba tan cascado como el de Bottas . 5º Las velocidades puntas entre Bottas y Vettel eran muy diferentes en las cuales Vettel siempre tubo mejor velocidad punta que Bottas . A todo esto como siempre saldrá alguien de turno a decir que es mentira y que el Mercedes siempre fue mas rápido que el Ferrari adjunto imagen de las velocidades punta de los pilotos donde Bottas solo aparece por el sector tres y donde Hamilton apenas supera a Vettel por poca diferencia y de ahi que estubieran a la par casi toda la carrera ,menos cuando Vettel se perdió por que Hamilton no pudo darle caza . http://subefotos.com/ver/?7e5be62dbe46e98b3dd3448456cb48c4o.jpg
Imagen de eduardo711
[#30 Dancor] de los adelantamientos creo que no me has leído bien he dicho que el adelantamiento de Hamilton a Vettel tiene poco mérito ya que lo hizo el coche en cambio el adelantamiento de Vettel a Rober tiene algo más de mérito por lo que arriesgo aún así botas iba con un Mercedes mermado, haber si ahora me has entendido mejor.

Páginas

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top