Almacén F1

Fórmula 1 en crisis

Caterham y Marussia ya han desaparecido de la parrilla

Los equipos modestos que aún aguantan están hartos del trato que reciben

¿Es el momento de que la Fórmula 1 se replantee su financiación?

AmpliarFórmula 1 en crisis - LaF1Fórmula 1 en crisis

La ausencia de Caterham y Marussia el pasado fin de semana en el Gran Premio de los Estados Unidos puso visualmente en evidencia la crisis por la que pasa la Fórmula Uno en la actualidad. Una crisis que se venía fraguando desde hace algunos años, pero que los equipos pequeños han ido capeando como han podido, aunque alguno de ellos no pudo continuar su proyecto, como nuestro HRT, que cayó del campeonato en un no tan lejano 2012.

Aquélla atrevida propuesta por la que estos tres equipos entraron en el campeonato ha resultado un fiasco, seguramente no por la idea en sí, sino porque la F-1 nunca iba a asumir un coste por temporada de unos 50-60 millones de euros, que era lo que se pretendía en 2010, cuando se abrieron tres plazas para nuevos equipos en el mundial. Los grandes no iban a cambiar la regla básica en este campeonato (aunque no siempre ha funcionado): quien más gasta, más probabilidades tiene de ganar, y si ganas más, más ingresos tienes, tanto en forma de reparto de derechos y premios, como en empresas que inviertan en publicitarse en el monoplaza.

Un equipo pequeño, con un presupuesto tan reducido, no puede competir. No se trata de convertir en sencillo el ascenso al éxito, pero sí al menos de dar una mínima posibilidad de crecer, de aspirar a algo, de acceder a la parte alta de la clasificación por méritos propios. Pero los peces pequeños no tienen esa opción: ver los monoplazas de los menos pudientes este año es desolador, con verdaderas hectáreas vacías en sus carrocerías donde debería ir algo de publicidad.

El golpe de gracia ha llegado con un cambio de normativa de motores que ha supuesto un coste alto para todos, pero siendo los equipos de cola los que más lo han padecido. Porque si los que han caído este año se suponía que debían competir con ese presupuesto de 50 millones (cosa que no cumplían, porque gastaban más), ¿cómo se sostiene que el suministro de motores cueste 28 millones?. Un cambio que, además de otros perjuicios como el sonido o la velocidad, no tuvo en consideración el ingente gasto extra para los menos pudientes, unido a un sinfín de otros gastos (por ejemplo, Tony Fernandes, expropietario e Caterham, desvelaba que con Bridgestone con monopolio no pagaban los neumáticos, pero con Pirelli sí).

La F1 nunca fue solidaria ni compasiva, no debe serlo, pero tampoco puede perder la perspectiva de la realidad

Es cierto que la F-1 nunca fue ni solidaria ni compasiva. Y no debe serlo, seamos sinceros. Pero tampoco puede perder la perspectiva de la realidad, que es lo que ha llevado a la escasa parrilla en Austin. Y no se puede sostener la incompetencia de los nuevos, puesto que Marussia, no lo olvidemos, estaba constituida por el equipo Manor, una escuadra británica cuyo buen hacer en categorías menores estaba contrastada. Y decimos que la F-1 no puede mirar para otro lado porque otros equipos están en la cuerda floja: Sauber boquea con poco oxígeno (y es un histórico del automovilismo), y Force India pudo pagar el suministro de motores “in extremis” hace poco. Son dos más que están en riesgo. El propio Ecclestone avanzaba la posibilidad de un 2015 con 14 coches, y se ha lanzado a la opción del tercer coche para salvar el posible vacío de competidores el año que viene, se habla incluso que corriendo él mismo con el coste de ese tercer coche, algo que hay que poner muy entre algodones dada la escasa predisposición de Ecclestone a correr con gastos que no le corresponden. Mclaren, por boca de Ron Dennis, ya se ha opuesto al tercer coche.

La verdad es que en 2015 no se prevén nuevos equipos, puesto que Haas debutará en 2016 siendo un equipo de renombre en EEUU y con bastante credibilidad, y Forza Rossa (el enigmático equipo rumano) pretende entrar en 2015, si bien la FIA le dio plazo hasta 2016. La entrada la temporada siguiente parece precipitada, pues nada se sabe del proyecto. Junto a ello, cuando HRT cayó en 2012, nadie intentó hacerse con su plaza. Y nadie se anuncia en estos momentos en el horizonte que vaya a hacer lo propio con los recién caídos, ocupando la vacante.

La solución es compleja, pero obviamente pasa por un reparto más justo (que no equitativo) de los ingresos que reciben las escuderías de la FOM. Pero más aún que eso, pasa por una simplificación de la Fórmula Uno, por una vuelta a sus orígenes de una manera adecuada a los nuevos tiempos.

Porque hubo un tiempo en el que un apasionado de las carreras con algo de dinero, fuera un magnate, un empresario, o un piloto, podía fundar su propio equipo y competir con verdaderas posibilidades. Aquellos "garajistas" que tenían a su disposición un fiable, competitivo, y relativamente asequible motor como el Cosworth DFV, y que se dedicaban a construir alrededor del mismo un monoplaza con mayor o menor acierto. Pero lo importante es que podían competir seriamente: véase Hesketh, con 1 victoria, 7 podios, y una cuarta posición en pilotos y constructores en 1975; véase Wolf, que ganó en su debut en 1977, que logró 3 victorias, 13 podios, y logró el subcampeonato de pilotos con Scheckter en 1977, y cuarto en constructores ese mismo año, desapareciendo de las pistas en 1979. Hoy un equipo así sería imposible que tuviera tal posibilidad de éxito.

Pero más allá de equipos surgidos de la nada que logran éxito, hubo una época que murió hacia mediados de los años noventa, en la que una nutrida formación de equipos, si bien la mayoría un desastre, luchaban por competir en un Gran Premio, con aquéllas preclasificaciones que eran un verdadero canto a la competición más cruel pero emocionante: llegabas al circuito e igual el mismo viernes tenías que volverte. Pero las parrillas estaban llenas de coches. Y además, tenían la oportunidad de competir pilotos muy interesantes, con la opción real de mostrar su talento en pista: gente como, por ejemplo, Emanuele Pirro, Gabrielle Tarquini, Nicola Larini, Aguri Suzuki, Oscar Larrauri, Stefano Modena, Bernd Schneider, Christian Danner, Ukyo Katayama, u Olivier Beretta, por nombrar algunos de los más conocidos. Y ello a bordo de monturas tan poco veloces como AGS, Osella, Coloni, Zakspeed, Dallara, Eurobrun, Andrea Moda, Pacific, Rial, Onyx, Minardi, Life, Fondmetal, y etcétera.

No, no siempre eran competitivos, aunque alguno tuvo algún momento de gloria. Pero eran, con sus excepciones, dignos competidores, que al menos tenían una oportunidad de progresar: véase el año 1991 de Minardi con motor Ferrari, sacando la cabeza del lodazal de los equipos pobres. 

Implementar de nuevo algo así sería beneficioso desde muchos puntos de vista: parrillas llenas, rebosantes de colorido, y con la emoción añadida de ver quién de los pequeños se quedaba fuera. Además, sería un buen trampolín para pilotos con talento, y quizás no tanta economía, para dejarse ver en el Gran Circo, y quién sabe si rubricando alguna buena actuación un día concreto (véase Bianchi en Mónaco este año con el Marussia). 

Claro, que Ecclestone sostiene que los equipos pequeños "no deberían estar en juego. Uno no tendría que entrar en el negocio si no puede permitirse el lujo". Y ese es el problema: el aire de lujo, de élite exclusiva y excluyente, que rodea a la Fórmula Uno. Ecclestone parece no entender que sin equipos no hay juego, y que cada vez escasean más y están más en peligro. ¿Quién en su sano juicio se embarcaría en la costosa empresa de crear un equipo de F-1, a sabiendas de que sin un gran presupuesto y una gran infraestructura no lograrán jamás un resultado importante, sin poder crecer en el escalafón establecido?. Nadie, y sólo proyectos serios como el de Haas pueden planteárselo, pues tienen medios suficientes. ¿Alguien más?. No se escucha a nadie.

Sí, los tiempos de los atrevidos apasionados con un puñado más o menos grande de euros  dando la campanada con su modesto material ha pasado, pero quizás permitir el uso de chasis del año anterior, a modo de kit car, pudiera ver florecer de nuevo la parrilla, con 26 o 28 monoplazas. También ayudaría el permitir a un equipo competir con un solo monoplaza, centrando recursos en un coche en vez de en dos. Porque la idea de los tres coches es complicada, además de peligrosa económicamente: si los cuatro o cinco grandes (Ferrari, Mercedes, Red Bull, Mclaren y Williams o Lotus) introducen un tercer coche, podríamos tener entre 12 y 15 coches de primer nivel. Al resto de la parrilla le quedaría luchar por nada, viéndose reducidos a meros figurantes, y eso no interesaría a ninguno de ellos. ¿Que el tercer coche no puntúe para el campeonato de constructores?. Ok, pero el piloto de ese tercer coche (que se dice deberá ser siempre un novato) sí que debería puntuar, porque quitarle los puntos ganados por sus méritos no sería justo. Conclusión: puntuarían, salvo hecatombe, siempre los mismos. No es la solución al problema.

Quizás son fantasías, nostalgias de aquella Fórmula Uno con parrillas repletas, con equipos empujando del primero al último por competir, por progresar. Pero lo que no es una fantasía es que la crisis económica, las decisiones reglamentarias equivocadas, y la incapacidad de crecer de los equipos pequeños, están haciendo tambalearse el negocio de la F-1. Y si caen más escuderías, la situación no será que la F-1 no tolera mendigos, sino que la F-1 mendigará equipos.

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
16 comentarios
Imagen de tombilla
a este paso el negocio se hunde del todo, gigantes mas grandes han caído, no se puede basar el deporte en el poder del dinero, solo los mas ricos prevalecerán, seria cosa de cuatro y después que?,mas parches 5 coches por equipo, pero a donde van a parar?, a que un piloto que tenga dinero pagará su asiento y el que no, esta en la calle?, pierde por completo el valor del talento del piloto, esto ya se vive a día de hoy, todo por el dinero, repartido de forma que cuantos menos mejor, y ahora el parche esta en el tercer coche?, que equipo pequeño asume los gastos de un tercer coche para obtener de paso menos beneficios, tan patéticos como los fondos de titanio para hacer chispas o como las trompetas para hacer ruido, repartir mejor la pasta seria lo suyo, pero el rico siempre llevará ventaja, pues tiene mas facilidades para investigación y desarrollo, mas medios a su alcance por lo que seguirán llevándose la mejor parte del pastel, esto es una mafia donde por un lado hay una mesa en la que esta la FIA, Bernie y cuatro equipos y otra mesa donde esta la FIA, Bernie los cuatro equipos y el resto
Imagen de galayos
En mi opinión la F1 actual no cumple para nada con las expectativas de espectáculo exigibles y se decanta por el puro derroche fuera de la pista (vease "El ala elitista de la Fórmula 1"). Me parece demencial la deriva hacia unas parrillas carísimas pero miserables, lo de los tres coches por equipo no me lo creo y en todo caso no pasaría de ser un parche. Resulta increible que no se ayude a los equipos a entrar y mantenerse en la F1, que a nadie le importe que equipos como Marusia o Caterham desaparezcan, que Sauber o Forcde India estén en la cuerda floja. No me vale que me digan que solo la élite puede competir en la F1, no es razonable un presupuesto mínimo como el que se necesita. Nadie dice que tenga que ser barata pero los límites a los que hemos llegado deberían hacer pensar a los principales actores que así no se puede seguir eternamente. El interés de las carreras es además muy bajo en general y suelen ser simples procesiones de coches en orden descendente: los más ricos delante, detrás cada vez más pobres, al final los indigentes. Lo peor es que a nadie parece importarle: los que están arriba solo se preocupan de su dinero y de mantener su posición bloqueando cualquier cambio, Mr. Ecclestone & Co solo de seguir exprimiendo la vaca. Mi opinión es que la F1 va directa hacia el desastre a corto-medio plazo como no cambien mucho las cosas.
Imagen de Carbo
[#12 luis ramirez] un placer. Respeto igualmente su punto de vista. Un saludo
Imagen de 1571
[#7 Sakhir] pero tu no decias que bernie es dios y que cvc no tenia la culpa,,o ccv,como tu decias,,madre mia,,jajajaja,,,retirate andaa,saki chachi del recio.....
Imagen de luis ramirez
Carbo tus comentarios son super respetados, por mi pero si la F1 siempre se a dicho que es un laboratorio de pruebas para el desarrollo de los autos de calle, acaso ya se ha desarrollado totalmente el sistema de frenos,creo que no ni la suspension tampoco por lo tanto yo seria condescendiente con las ventajas que pudiera aportar al piloto,o acaso hoy no se le ayuda desde boxes con las comunicaciones de radio ajustes diversos de distintos elementos tanto de frenos como de mapas motor. enfin que tienes razon en cuanto a lo deportivo pero como mi comentario va dirigido a el de PITXI por eso de la I+D gracias por tu respuesta y saludos.
Imagen de Carbo
[#10 luis ramirez] cuando uno sube a un coche de f1 dispuesto a pasar a un pelo del límite adherencia, frenar al limite en una recta o como Vergne, meter el coche donde no cabe y pasar, pensar en seguridad de ese tipo es contradictorio. Las grúas, algo que no controlan los pilotos, eso si es seguridad y debería preocupar. Un air ah también, pero suspensiones activas y abs y ebd, que AYUDAN a los pilotos, eso no!
Imagen de luis ramirez
perdon me refiero a la suspension actiba y al abs.
Imagen de luis ramirez
PITXIT010I +D .....!y lo que le puede costar la vida a un conductor son los frenos la suspensión y el airbag, y resulta que envez de llevar a su mximo desarrollo esos tres elementos básicos en automocion, los primeros los prohiben y los segundo no se utiliza en los bolidos de que desarrollo me hablas de unidades de potencia que estan regidas y alimentadas con baterias que son el maximo exponente de la contaminación, yo no se explicarme bien pero rapidamente se solucionaria la crisis si en vez de complicar las cosas se simplificaran, es mi humilde opinion como seguidor de muchos años de la F1,
Imagen de Mend
[#1 PITXITO10] un saludo . leyendo tu post No creo que yo pueda aportar mas sobre el asunto , esta claro que se están haciendo las cosas mal y es hora de encaminarlas si no se quiere un mal mayor.
Imagen de Sakhir
Hay otro tema y es la reduccion de costos, y eso es lo que se prometio y no se cumplio. -- En la opuesta, se implantaron estas unidades de potencia que a nadie le gustan y cuestan tres y cuatro veces mas. -- O sea a contramano, en vez de ahorar, derochan, en vez de ayudar, hunden a los pequeños. -- Por este camino la caida de equipos no se frena aqui, ya estan tecleando Sauber y Force India, Toro Roso es una incognita, esta mientras el dueño de RB lo soporte, pero que pasara si nadie hace nada, todos lo sabemos.

Páginas

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top