Hamilton vs Rosberg

Dos para ser el número 1

Pase lo que pase en Interlagos, nadie se proclamará campeón del mundo

AmpliarLewis Hamilton y Nico Rosberg en Austin - LaF1Lewis Hamilton y Nico Rosberg en Austin

Dos para ser el número 1. Dos carreras, dos pilotos, y cada vez, menos interrogantes por resolver. Nos acercamos al final de la temporada y, poco a poco, se va arrojando algo de luz a todas las dudas que rodean al Gran Circo durante estos días. ¿Qué va a pasar con Alonso? ¿Qué va a pasar con Marussia y Caterham? ¿Quién va a ser campeón del mundo? ¿Qué va a ser de Jules Bianchi...?

Por desgracia, no hay respuesta para la pregunta más importante de todas. Ya no se dice mucho, cada vez se habla menos de él, pero Jules sigue muy presente en todos los que, de una forma u otra, rodeamos al mundo de la Fórmula 1. Justamente esta semana se cumplió un mes del terrible y desafortunado accidente que tiene al francés luchando por su vida en un hospital de Japón. Hace un mes, se puso la guinda al agujero negro en el que la Fórmula 1 parece estar sumido y cuya única luz al final del túnel es, de momento, la de los fuegos artificiales de Abu Dabi, que coronarán a...

Lewis Hamilton, por hacer una de las mejores temporadas de su vida. Por sobreponerse a la falta de fiabilidad de su coche en algunos momentos. Por demostrar sus galones y remontar, a base de adelantamientos como el del pasado domingo, una guerra psicológica que parecía estar perdiendo.

Nico Rosberg, por poner contra las cuerdas a su compañero de equipo en más de una ocasión, por demostrar sus credenciales al título en Spa al no levantar ante la sombra de Hamilton. Por superar las trabas que su coche también le ha puesto. Porque en Abu Dabi se reparte el doble de puntos. Porque el que más enteros tiene a final de año, es el campeón.

Ambos lo merecen, y por unas circunstancias u otras, han llegado a las últimas dos carreras de la temporada con opciones de proclamarse campeones del mundo, aunque haya alguno más favorito que otro. Por conducción, Hamilton debería ser el que portara la corona de laurel en Abu Dabi. Por mentalidad, a mi entender, Rosberg es el hombre elegido.

El alemán se ha visto por primera vez en la tesitura de tener un coche con la capacidad de darle el máximo galardón al que cualquier piloto aspira… con los pros y contras que ello conlleva. Uno de los argumentos a los que más se ha recurrido durante este año es al de "los errores bajo presión del alemán" pero, rompiendo una lanza a su favor, ser claro candidato desde la primera carrera es un peso muy duro de soportar. Tan duro, que muchos hombros se quebraron por el camino, como los de Mark Webber.

Nico no sólo no se ha desinflado, sino que ha sido capaz de hacer sombra y poner contra las cuerdas a un Lewis que ya viene de vuelta con esto de ser señalado como el elegido para ganar el campeonato. Rosberg, ha hecho una temporada espectacular y ha mostrado sus garras a un Lewis lastrado por un coche, en ocasiones, tan poco fiable como su fortaleza mental.

Sin embargo, a medida que el campeonato llega a su fin, las tornas parecen haberse cambiado. El británico es quien lleva ahora la batuta y, a pesar de contar con el mejor instrumento, Rosberg empieza a desafinar. El Nico que vimos hace una semana en Estados Unidos dista mucho de aquel que se puso a todo Mercedes en contra por no aflojar en Les Combes. Aquel que incendió el puerto de Mónaco marchándose recto y sacando de quicio a su compañero.

Nico Rosberg, Lewis Hamilton y Daniel Ricciardo en el podio de Austin

Todas estas credenciales se han ido desparramando por los suelos. Y aunque se trate de momentos puntuales, la Fórmula 1 apenas te da margen de error y si es Hamilton quien aparece en tus retrovisores, mucho menos.

Nos acercamos a la línea de meta, al momento en que un nuevo nombre será escrito en el libro dorado de la Fórmula 1 y, de entre todas las ideas que se nos vienen a la mente, la de la doble puntuación en la última carrera, produce más canguelo que cualquier susto que se haya dado en Halloween.

Pase lo que pase en Interlagos, nadie se proclamará campeón del mundo. Pero Hamilton se pondría a tiro de un punto si Nico abandona y él gana. Llegaríamos a Abu Dabi con las botellas de champán en la nevera del británico, que, con la fortuna ahora a la inversa, podría ver desde el muro cómo su compañero de equipo cruza primero la línea de meta... y se convierte en el Campeón del Mundo de 2014. Por un punto, ¿no parece demasiado justo, verdad? No, por supuesto, pero así son las reglas, y hay que jugar con ellas. 

No me gustaría leer que Rosberg se proclamó campeón en 2014 por una controvertida decisión que la FIA tomó a principios de año, porque sería faltar a la verdad. Sin embargo, no me gustaría tampoco quedarme con la espina de que dicha norma fue la que acabó por resolver el campeonato.

Por eso hay que confiar en Brasil. Hay que confiar en uno de los escenarios más determinantes de los últimos años. El lugar en el que Fernando Alonso perdió un mundial en 2012, el sitio en el que Lewis Hamilton recibió de manos de Timo Glock la llave hacia el regalo más preciado de su vida. La pista en la que los españoles tocaron el cielo en 2005 y 2006. El circuito que, con su locura habitual, debería poner un poco de cordura a una temporada que, sobre todo fuera del asfalto, ha estado carente de ella. Hay que confiar en que, Interlagos, será la excusa futura que la F1 pueda utilizar para defender al campeón del mundo de 2014. Para decir que Rosberg no se llevó el título gracias a los 50 puntos de Abu Dabi, o para decir que Lewis Hamilton, se coronó porque era el que más lo merecía de los dos.

ricciardo_interlagos_brasil.jpg

Aun así, estamos adelantando acontecimientos, se está hablando de algo que todavía no ha ocurrido y que, en su momento, tendrá aún mucha más trascendencia, pues pase lo que pase habrá un sector insatisfecho, correrán ríos de tinta y saliva analizando y reflexionando acerca de lo acontecido en la última carrera, dando publicidad a la Fórmula 1, algo que por cierto, era uno de los propósitos de Ecclestone. ¿Funciona el 'método de Mr. E' mejor de lo que parecía? Si es así, pronto saldremos de dudas.

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
4 comentarios
Imagen de Panchito
Y cuando debían de "cargar" contra Hamilton Que es el que con una sola victoria le dejará un escalón debajo. Le tiran a Vettel? Afinen puntería !!
Imagen de Nonimo
" Ser o llevar ", esa es la cuestión !! El número 1....., es primo ? Yo hubiese titulado ;................. " Sólo puede quedar uno ".............................................:..........:........:........El número 1, lo lleva el mejor !! Otra cosa es........, que quiera llevar el 69.
Imagen de Mend
y que razón tienes Pitxito10 , ¨el llevar el numero 1 un año ¨ véase el ejemplo de vettel .... poco le duro la alegría del nº1 en el morro del coche ............ Sin embargo son muchos que año tras año consideran a Alonso el Nº1 Real
Imagen de PITXITO10
Iglesias : Te corrijo " Dos para LLEVAR ( no "ser") el nº 1.........""".............El número 1 es el mejor : Fernando Alonso.
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top