GP de Azerbaiyán F1 2017
Montreal

Cambio Motores GP Canadá F1 2017: Aire fresco para Williams y Force India

Pocos problemas, salvo para Magnussen

Muchos cambios en transmisión

AmpliarEscena del Gilles Villeneuve - SoyMotorEscena del Gilles Villeneuve

Tras una espectacular carrera en el Principado de Mónaco, marcada por la presencia de muros y sobre todo su baja velocidad media, la Fórmula 1 hará el primer salto del Atlántico para llegar a Norte América, a la ciudad de Montreal, para disputar la séptima ronda de la temporada. El circuito de Gilles Villenueve se caracteriza básicamente por dos hechos, las largas rectas, y las curvas lentas, unido con los periodos de aceleración, lo que le coloca claramente en el grupo C. Tracción, mismo grupo de las carreras que habíamos ido viendo en este inicio de año.

Hasta el momento, estos han sido los cambios que han efectuado los equipos para el fin de semana de carreras:

Por sus características, ya descritas arriba, el Gilles Villeneuve es un circuito ideal para estrenar nueva unidad de potencia. Sin embargo, su posición en el calendario hace que sea algo delicado renovarla completamente aquí por dos factores: por una parte, aguantar seis grandes premios consecutivos con la misma unidad de potencia puede suponer riesgos de ruptura y, por otra parte, cambiarla por primera vez tan tarde implica que no puedes llevar actualizaciones hasta este momento. En esta ocasión, hay dos equipos en los que se juntan ambos factores: no han cambiado todavía de unidad, y tienen una actualización pendiente. Se trata de los clientes de Mercedes, Force India y Williams, que cambian todos los componentes de la PU excepto la batería. A ellos se les une Kvyat, que monta la tercera unidad y por lo tanto se encuentra claramente fuera de target para el resto de la temporada.

Veamos a continuación la situación de cada componente.

 

MOTOR DE COMBUSTIÓN

Montreal es uno de los circuitos más duros del año para las unidades de Potencia. Las largas rectas exigen la máxima potencia durante 71%. La velocidad punta sobrepasa los 330km/h al final de la recta, de 1.064km, una de las más altas de todo el año. Las horquillas de la curva 2 y 10, además de la chicane que conducen al "Muro de los Campeones" son puntos de una elevada frenada, lo que obliga también a usar el freno motor, un factor clave en su trabajo.

Un circuito que es bastante exigente para el motor de combustión interna implica que es normal que veamos movimiento en este aspecto. A los pilotos ya mencionados anteriormente, se unen Magnussen y Palmer en el cambio del motor de combustión interna.

 

TURBO

Nueve de las diez curvas se toman a menos de 150km/h, pero cada una es seguida por una rápida salida en el gas, así que esto obliga a una adecuada respuesta por parte del turbo. Los ajustes a bajas vueltas también requieren potencia estable. La primera curva es muy exigente en este aspecto, las revoluciones caen a 7000 rpm durante cinco segundos, el periodo más bajo sostenido de la vuelta. La horquilla es el punto más exigente del circuito para la respuesta del turbo. Cualquier retraso en la salida de esta curva penalizará la velocidad punta, así que es importante su trabajo.<

 

 

Se repiten los cambios mencionados anteriormente, aunque en esta tabla la situación no es tan cómoda para algunos pilotos: Vettel repite por tercera carrera aguantando con la cuarta unidad del turbo, mientras que los McLaren ya hace tiempo que sobrepasaron esas 4 permitidas. La novedad es que comienzan a aparecer las terceras unidades en el resto de la parrilla, lo que indica que este elemento será crítico en términos de sanciones a final de temporada.

 

MGU-K

Montreal ofrece una buena oportunidad para recuperar energía con los puntos de frenada tan intensa. Los puntos más importantes son la horquilla y la curva 1-2, que suponen casi el 75% del total. De todas maneras no hay los suficientes puntos como para recuperar la cantidad necesaria, así que junto al elevado consumo, hace que sea delicado el ajuste durante la carrera.

En un circuito de frenadas exigentes que, sin embargo, tampoco provocan que el MGU-K recupere un % de energía (respecto al total eléctrico) más alto que la media, vemos muy poco movimiento en este componente. Siguen en situación complicada los McLaren y Sainz, que ya han montado tres unidades, aunque especialmente en el caso del de Toro Rosso confían en poder recuperar una de las ya usadas.

 

 

MGU-H

 

El porcentaje de importancia relativa del MGU-H, respecto al total de energía eléctrica, alcanza un 80 % en este circuito debido a las largas rectas. Por lo tanto, será un componente a vigilar muy de cerca durante lo que queda de fin de semana, especialmente en el caso de Räikkönen, Grosjean o Magnussen, que son los piloto que llevan ya al menos 5 carreras consecutivas con la misma unidad del componente.

 

 

BATERÍAS

La gestión de energía juega un papel clave en esta carrera, ya que es un trazado muy sensible con la potencia, así que la generación y despliegue de energía será más importante que en pasadas carreras.

Componente poco crítico que no debería causar problemas de sanciones a final de año. De hecho, a estas alturas de la temporada, Verstappen y Stroll todavía conservan la unidad inicial. Vandoorne sigue siendo el único piloto en posición delicada.

 

CONTROL ELECTRÓNICO

Al igual que en el caso de la batería, componente poco crítico que tampoco debería dar problemas. Wehrlein y, una vez más, el McLaren de Vandoorne, son los únicos que se encuentran en una situación más conflictiva, habiendo montado la tercera unidad.

 

 

CAJA DE CAMBIOS

45 cambios por vuelta no es una cifra demasiado alta si la comparamos con la de Mónaco. Pero al final de carrera serán unos 3150 cambios, que colocan a este circuito con una exigencia media para la caja de cambios. Respecto a las sustituciones, al ser el séptimo GP muchos pilotos terminaban el primer ciclo de seis carreras y por lo tanto hay bastante movimiento.

 

 

Esta será la posición de los pilotos en la gestión de las cajas de cambio.

 

SANCIONES

Sin sanciones producidas por motivos técnicos, sólo una sanción se ha recogido por motivos deportivos. Un pequeño error de comunicación en el posicionamiento de Sainz en pista provocó que fuera más lento de lo debido y que esto estuviera cerca de comportar un accidente con Magnussen, lo que le ha causado una reprimenda, su primera de la temporada. De esta manera queda la situación.

 

En líneas generales, esta será la situación en la gestión de componentes para la carrera.

Con el cambio de los dos clientes de Mercedes y sin grandes problemas esta carrera ha servido para hacer que todos los pilotos estén ya por encima del segundo ciclo de la temporada, si bien hay varios pilotos que están ya sobre ese límite y que no tardarán en volver a penalizar. Veremos qué es lo que nos depara este GP de Canadá en lo relativo a las unidades de potencia y cómo gestionan los equipos los problemas a los que se verán expuestos para esta carrera

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top