Primera carrera

Análisis Numérico: GP de Australia F1 2016

Mercedes se lleva el primer doblete con victoria para Nico Rosberg

Ferrari pierde una oportunidad de oro para conseguir el primer triunfo del año

AmpliarAnálisis numérico del GP de Australia - LaF1Análisis numérico del GP de Australia

La primera carrera de la temporada siempre nos depara sorpresas y ésta no ha podido ser de otra manera. Después de varios meses de espera, de muchos análisis, cambios en el reglamento, en la clasificación, etc; la primera sorpresa ha llegado ya en la salida: Ferrari ha conseguido adelantar a los dos Mercedes. Sebastian Vettel se ha colado entre las dos flechas de plata y ha llegado líder a la primera curva, por lo que respecta a los monoplazas de Brackley, Nico Rosberg ha molestado a Lewis Hamilton abriéndose en el primer giro para protegerse y Kimi Raikkonen lo ha aprovechado para ponerse segundo. El piloto inglés ha bajado hasta la sexta plaza.


Puedes leer aquí la crónica de la carrera

Estas fueron las condiciones en las que se desarrolló la carrera

La siguiente imagen recoge la situación de los pilotos del top 10 durante la carrera

Este fue el ritmo por vuelta mostrado en la carrera por los diferentes pilotos,

Este fue el ritmo intermedio de cada tanda:

Tras una primera sesión de calificación, que nos ofreció las primeras claves de la temporada, los pilotos llegaban a la carrera con la incógnita sobre cuál sería su posición real, y con la seguridad de que sería una carrera muy complicada, en la que lo más importante era la posición en pista en cada momento. Esto provocó que el ritmo no fuera todo lo relevante que podría ser en otras ocasiones, viéndose afectado por las diferentes combinaciones de neumáticos y el número de paradas realizadas.

Fruto de ello el piloto que mostró un mayor ritmo en la carrera fue Vettel, gracias a utilizar durante toda la carrera el neumático súper blando y blando, y completar una tanda más. Ello le hizo ser más rápido durante la carrera, llegando a liderar y posteriormente a estar luchando con Hamilton, por la segunda plaza, hasta que una salida de pista en la T15 le alejó de toda opción. Mercedes, por su parte, se colocó en cabeza, mostrando un buen ritmo en carrera, y sobre todo, un buen trabajo con el neumático medio, que les hizo subir hasta la segunda plaza con ambos coches, a pesar de que no lo habían usado a lo largo del fin de semana. Pero las circunstancias le obligaron a ello, y amparados por el buen ritmo de Magnussen con este juego, buscaron esta opción. Lo cierto es que parece que las diferencias se han reducido, pero Mercedes sigue estando un paso por delante, tanto en curva como en recta.

Tras ellos, muy muy cerca se colocó un gran Ricciardo, que optimizó el rendimiento de su Red Bull para terminar en una brillante P4, para la que no estaba llamado al comienzo de la carrera, pero en una carrera de supervivencia como esta lo importante era estar siempre bien colocado, y el aussie lo hizo. También hay que decir, como pasó con Vettel, que su estrategia de carrera provocó que su ritmo fuera mejor y que estuviera más arriba de lo que podría haber estado. En Toro Rosso, por su parte, hicieron una carrera bastante pobre, en la que las malas decisiones y los timings incorrectos de llamada y posición en pista les costaron importantes réditos en pista, hasta el punto de quedar la prueba muy relegados. Una buena ocasión que no pudieron materializar con un buen resultado.

Williams demostró que en esta temporada las cosas van a ser bastante diferentes. Lejos, muy lejos de las posiciones de cabeza, a casi 1.6seg en ritmo, observaron cómo encontraban un importante problema en la tracción y paso por curva, debido a la menor carga generada en la zona trasera, el motivo de la gran falta de rendimiento mostrada, siendo incapaces incluso de luchar con Red Bull, un equipo que sobre la base iba a estar detrás de ellos. Con Bottas fueron incapaces de dar caza a Grosjean en toda la carrera, a pesar de que el piloto de Haas tenía menos ritmo que su monoplaza.

Force India, por su parte, realizó una carrera de salvación, pero con unos resultados lejos de lo que podrían haber esperado. Su monoplaza no tuvo el rendimiento que les podría haber gustado tener, y ello hizo que terminaran encerrados, fuera de ritmo y de posición.

Una de las principales noticias de la carrera fue el gran avance mostrado por McLaren, no sólo en calificación sino en carrera. En un evento en el que no estaban llamados a tener un buen ritmo, por las exigencias se centraban sobre su motor Honda, mostraron cómo desde el primer momento eran capaces de colocarse lejos de las posiciones de peligro, terminando cerca del top 10 en calificación y en carrera. Una buena posición de inicio que abre la posibilidad al ascenso en las próximas carreras, donde su tasa de mejora será muy importante.

La carrera de Haas también fue uno de los puntos más notorios en este evento. Aunque no tenían un ritmo demasiado bueno, el momento en el que se desplegó la bandera roja fue el preciso para que pudieran escalar posiciones en gran manera, saliendo en P6, un lugar que gracias a una brillante conducción de Grosjean y a colocar un neumático medio que duró hasta el final de la carrera le evitó tener que visitar los boxes. Es posible que si el accidente se hubiera producido tres vueltas más tarde Grosjean no habría tenido ese gran resultado, pero esto es lo que importa en las carreras de posición, estar en el lugar adecuado y en el momento adecuado.

Renault y Sauber, por su parte, realizaron una carrera bastante estable, lejos de las posiciones de puntos, y en la que no tuvieron muchas opciones de conseguir puntos. No fue un brillante comienzo de temporada para ellos. Manor siguió ubicado en última posición, aunque con un ritmo algo mejor que el mostrado en la temporada pasada. Llamó la atención el hecho de que los dos pilotos tuvieran un ritmo muy parecido, en contra de lo que se podía haber esperado, indicando que Haryanto no está demasiado lejos del campeón alemán Pascal Werhlein en estas alturas de la temporada.

 

ESTRATEGIAS
Los equipos llegaban a la carrera con muchas incógnitas, ya que sólo habían podido completar una hora de entrenamientos en condiciones de seco, tras la lluvia que marcó el primer día de pruebas. Ello hizo que no se tuvieran demasiados datos sobre el comportamiento de los neumáticos en las tandas largas, y que la duración de cada set fuera algo desconocido. Pese a ello la vía de dos paradas parecía la más rápida, con el neumático blando como el favorito para la prueba.

Estas fueron las estrategias que utilizaron los equipos durante la carrera

En esta carrera se puso en marcha el nuevo sistema de neumáticos, que ofrecía a los equipos la posibilidad de tres opciones diferentes para completar la carrera, lo que estaba llamado a abrir la puerta a las posibilidades estratégicas. Y eso fue lo que pasó, ya que la bandera roja desplegada tras el accidente de Alonso llevó a una parada gratis, sin coste en tiempo, lo que aprovecharon para colocar neumáticos nuevos, y sobre todo, dar una mayor aparición del neumático medio en la carrera, hasta ese momento únicamente montado por Hamilton y Magnussen. Esto cortó en una gran medida la variación que se había producido al comienzo de la carrera, llevando a una fase mucho más estable, que condujo al final de la carrera. Un hecho que habrá que tener en consideración para próximas carreras, ya que se podría producir la circunstancia de que una normativa aparentemente más benévola como esta se convierte en un nuevo limitador del espectáculo, en la medida que la opción más dura suponga una buena dosis de estabilidad y control, y por ende, de falta de alternativas.

Estas fueron las tandas más largas recogidas en la carrera

El neumático medio fue el que más vida tuvo, pues llegó hasta más de las 40 vueltas sin aparentes problemas. Era algo esperado, ya que es un neumático diseñado para resistir altas presiones y fuerzas laterales, algo que no se da en Albert Park, o que se da en una menor medida que en otros trazados. El neumático blando tuvo una vida máxima de 24 giros, muy cerca en ritmo del neumático medio, mientras que el neumático súper blando sólo fue capaz de aguantar 17 giros, pero con una caída muy importante en prestaciones a partir de la vuelta 7.

Esta fue la evolución de la pista a lo largo de la carrera

 

LAS CLAVES DE LA CARRERA
Estas fueron las claves del GP de Australia

  • Salida: en esta carrera uno de los puntos novedosos era el nuevo funcionamiento del sistema de embrague, que ahora sólo tenía un pad, una limitación que hacía todavía más complicado traccionar bien en los primeros metros. Conseguir un buen funcionamiento iba a ser clave, y los errores, mucho más visibles, como el sufrido por Hamilton o Rosberg. Si bien no es la primera vez que les sucede, esto estuvo cerca de costarles sus opciones en la carrera, por lo que necesitarán corregirlo para próximas pruebas.
  • Accidente de Alonso: sin duda uno de los accidentes más espectaculares de este Gran Premio y de parte de la temporada, ya que no se pudo sacar absolutamente nada de su monoplaza. Por suerte, el piloto salió entero de su monoplaza, con alguna pequeña molestia, pero sin grandes lesiones, que podrían haber sido esperadas en un evento de tal magnitud.
  • Aparición del neumático medio: aunque la goma media no estaba llamada a ser usada en esta carrera, y ni siquiera se había usado de manera general, salvo momentos aislados en los Libres 1, el inicio tan complicado de carrera para Hamilton le hizo confiar en ella para salvar su carrera. Y aunque se pudiera pensar en que lo hizo a ciegas no fue realmente así, ya que el primero en hacerlo fue Magnussen, demostrando que podría tener un buen ritmo.
  • Bandera roja: el estado en el que quedo la curva 3 hizo imposible que los pilotos pudieran pasar por esa zona, por lo que fue necesario cortar la carrera durante 15 minutos. Esto regaló una parada gratis, sin coste en tiempo, y sobre todo, una congelación en posiciones, pues todos salieron en mismas condiciones tras estar permitidos realizar cambios en los monoplazas. Una situación que explicó la posición de Grosjean, y dio al traste con las opciones de otros pilotos como Pérez, y que unido al rendimiento previo hizo que se arrastrara a una fase final de carrera con el neumático medio.

 

LOS MEJORES REGISTROS
Fuera ya de estas posiciones, repasemos lo que nos dio la carrera en situación de vueltas rápidas

Y estas fueron las velocidades más altas de paso que se lograron en la carrera

Ricciardo, Vettel y los dos Mercedes fueron los más rápidos en pista, con unos registros que no tuvieron demasiado que decir, ya que fueron demasiado elevados. EL piloto de Red Bull fue el más rápido, ya que consiguió este giro al final de la carrera, cuando llevaba la goma más blanda de Pirelli, algo normal y que ya se pudo ver en varias ocasiones en la pasada temporada. Por otro lado, destaca la gran amplitud de tiempos, ya que entre los registros logrados por Mercedes hay una diferencia superior a 6,4seg entre Q3 y carrera, cuando de normal esta diferencia no sube de 4seg. Un hecho que explicó el buen estado de la pista el sábado, así como la ganancia en la recuperación de energía por parte del motor Mercedes, aunque será necesario confirmar en próximas carreras.

 

EL RANKING
Puedes ver aquí nuestro ranking del GP de Australia

 

 

SITUACIÓN DEL CAMPEONATO
Tras la primera carrera, de esta manera queda el campeonato

Tras su doblete el equipo Mercedes vuelve a liderar las clasificaciones tanto de pilotos como de constructores, con Vettel en tercer lugar y Ricciardo en cuarta posición. En constructores se mantiene el orden de la pasada temporada, aunque es más que posible que no dure demasiado, a merced del avance de Red Bull y el retroceso de Williams. Como pasa en otras carreras será necesario dejar que pasen varias carreras, en concreto hasta el comienzo de la ronda europea, para que esta clasificación comience a ganar sentido en sí misma, y sobre todo, reduzca el carácter aleatorio.

Esto ha sido todo lo que ha dado el GP de Australia, una carrera en la que el espectáculo y las alternativas no han faltado a su cita. Ahora los equipos tomaran un pequeño descanso antes de volver la próxima semana a la acción, con la celebración del GP de Bahréin, segunda prueba del campeonato. Será una carrera interesante, con un menor efecto de los agentes externos, en la que podremos ver una situación más nítida de la situación de los equipos en esta temporada 2016. Así pues, tendremos que estar atentos a todo lo que nos depare la pista árabe y no perder ni un solo detalle.

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de RIA556
La estrategia de neumáticos difiere a la mia. Pero les daré un dato. Lewis había seleccionado, para el GP de Australia 2016, Medios (1) - Blandos (6) - Superblandos (6), como es posible entonces que utilice dos (2) juegos de compuesto medios, uno nuevo y culmina con el usado. O sea, no está permitido que Nico suministre un juego de los suyos.
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top