GP de Abu Dabi F1 2017
ARTÍCULOS SOYMOTOR.COM

Análisis numérico del GP de Brasil F1 2017: Vettel se reencuentra con la victoria

Vettel gana en ritmo a Bottas

Intensa pelea por la séptima posición

Carrera 2D con una sola parada

Vettel acaricia el subcampeonato

AmpliarAnálisis numérico del GP de Brasil F1 2017: Vettel se reencuentra con la victoriaAnálisis numérico del GP de Brasil F1 2017: Vettel se reencuentra con la victoria

Sebastian Vettel se ha llevado un plácido Gran Premio de Brasil, cocinado en la salida de la carrera. Valtteri Bottas se durmió y el alemán le robó la cartera en la primera curva. Segunda posición para el finés, que prácticamente se despide del subcampeonato. Kimi Räikkönen completó el podio y Lewis Hamilton cuajó una gran remontada, saliendo desde la calle de boxes, para finalizar cuarto.

Puedes leer aquí la crónica de la carrera.

Éstas fueron las condiciones en las que se desarrolló la carrera:

Temperaturas elevadas de nuevo al mediodía en Sao Paulo siendo más altas que las del viernes en los entrenamientos libres, que llegaron a rondar los 30ºC en el ambiente y los 60ºC en el asfalto brasileño. De esta manera, la tasa de calentamiento volvía a tener valores muy altos, parecidos a los de México alcanzando más del 100%. La humedad y la presión no eran altas sin la aparición de nubes en el cielo durante el domingo, por lo que los neumáticos llegaban a calentarse más de lo normal viéndose blistering en algunos neumáticos durante la prueba, que no afectó a las estrategias preparadas.

La siguiente imagen recopila la situación de los pilotos de delante durante la carrera:

La carrera tuvo grandes remontadas debido al arranque en las últimas posiciones de Daniel Ricciardo y de Lewis Hamilton, además del incidente del australiano en las primeras curvas, que le provocó entrar en boxes al principio. Estos dos pilotos tuvieron que escalar posiciones durante toda la carrera con una contra estrategia superando a sus rivales por ritmo en la pista. Una vez alcanzadas las seis primeras posiciones, el grupo de cabeza rodó muy igualado durante la mayoría de la prueba con los Ferrari y Valtteri Bottas en cinco segundos, los Red Bull se quedaron por detrás, mientras Hamilton amenazaba la tercera posición de Kimi Räikkönen. La zona media estaba encabezada por Felipe Massa y Fernando Alonso, luchando a menos de un segundo durante más de 50 vueltas; Sergio Pérez se apuntó en la parte final de la prueba, mientras Nico Hülkenberg se quedó claramente con la décima posición, con un punto para Renault.

Éstas fueron las posiciones que ocuparon a lo largo de la carrera:

Tras los accidentes en las primeras curvas que provocaron los abandonos de Esteban Ocon, Kevin Magnussen y Stoffel Vandoorne con los que salió el Safety Car para limpiar la pista, la carrera se normalizó, a excepción de las remontadas que realizaban Hamilton y Ricciardo. Las posiciones estaban controladas a pesar del duelo entre Massa y Alonso, al que al final de la carrera se apuntó Pérez, con tan solo cambios de posición por las estrategias diferentes de los pilotos y la superioridad del ritmo de los Ferrari, Mercedes y Red Bull.

Éste fue el ritmo por vuelta mostrado en la carrera por los diferentes pilotos:

Mucha igualdad entre los ritmos de los cinco primeros, con sólo dos décimas entre el ritmo de Hamilton y de Max Verstappen. Hamilton salió desde la calle de boxes y gracias a su gran ritmo, alcanzó a los tres primeros y acabó en cuarta posición. Sebastian Vettel fue el vencedor de la prueba, pues controló su distancia con Valtteri Bottas en todo momento y le dejó un margen de dos segundos, que no pudo minimizar, aunque le valió para sacar bastante distancia en la parte media de la carrera a su compatriota Räikkönen. Verstappen se quedó a sólo dos décimas del ritmo de Hamilton, aunque al final de la carrera se quedara lejos del británico debido a que, una vez perdida la posición con el piloto de Mercedes y con suficiente hueco respecto a Ricciardo, decidió entrar en boxes para colocar un juego de superblandos en las últimas vueltas. Ricciardo se quedó a seis décimas del mejor ritmo completando otra remontada que le llevó a la sexta posición. La zona media está muy igualada entre Massa, Alonso y Pérez, que acabaron juntos y en este orden la carrera, sin que pudieran adelantarse en pista después de las paradas en boxes. A más de un segundo aparecen los RS17, con Nico Hülkenberg superior a Carlos Sainz en ritmo en este circuito de Interlagos, mientras que el español no tuvo problemas por detrás al sacar dos décimas a Pierre Gasly y casi cuatro a Marcus Ericsson en el ritmo de carrera. Lance Stroll y Romain Grosjean tuvieron mejor ritmo que Brendon Hartley, que abandonó en mitad de la carrera, mientras Pascal Wehrlein fue el piloto más lento durante el domingo.

Y éste fue el ritmo intermedio de cada tanda:

Para la primera parte de carrera, la mayoría de los pilotos salieron con el superblando, a excepción de los que buscaban la estrategia de una parada, pero iniciaron la prueba con el blando, para tener un final más rápido. De esta manera y gracias a colocarse como líder en las primeras curvas, Vettel marcó el ritmo y sacó poco a poco ventaja respecto a Bottas, que lo seguía de cerca durante las primeras 20 vueltas. El tercero más rápido en esta parte de la carrera fue Hamilton, con el blando con una gran remontada quitándose rápido a los rivales de las últimas posiciones gracias a la aparición del coche de seguridad en la primera vuelta. Räikkönen quedó a más de dos décimas del ritmo de su compañero de equipo perdiendo muchas opciones de luchar por la segunda posición. A medio segundo aparecen los Red Bull, entre los que se encuentra Ricciardo, que realizaba la otra gran remontada de la carrera que le permitió finalizar en sexta posición, por delante de Massa, Alonso y Pérez, que tuvieron un ritmo de un segundo peor por vuelta que el de Vettel. En este punto se inició la igualdad en la lucha por la séptima posición, en la que parecía que Alonso tenía mejor ritmo que Massa, que le taponaba debido a que el motor Honda no le permitía alcanzar al FW40 en las rectas del circuito brasileño. Por detrás, Hülkenberg completa el top diez y se quedaba a un segundo y medio del ritmo de cabeza, por delante de su compañero de equipo, que dejó a los C36 y a Gasly a dos décimas de su ritmo en esta primera tanda. Mucha igualdad en la parte de atrás entorno a los dos segundos perdidos por vuelta con Vettel entre Ericsson, Stroll, Hartley y Grosjean. Este último sufrió una penalización de diez segundos por el accidente en la salida.

En la segunda parte de la carrera, Hamilton montó el superblando, para acabar la prueba con mayor velocidad y así culminar su remontada siendo el más rápido en pista sacando medio segundo al ritmo de los mejores pilotos con el blando. Segundo fue Verstappen, por delante de Räikkönen, que se tuvo que defender de Lewis, hasta el final de la carrera. A casi siete décimas del ritmo de Hamilton quedó Vettel, que controlaba la carrera con su ritmo sobre Bottas. Ricciardo se quedó a un segundo del rendimiento de Hamilton y marcó mejor ritmo que la zona media liderada por Pérez, que recortó la distancia perdida en la salida respecto a Alonso y Massa al marcar un ritmo casi tres décimas más rápido que el del piloto español y el del piloto brasileño. El décimo mejor ritmo lo marcó Gasly, por delante de Ericsson, ambos con el superblando en una contraestrategia; aunque no les permitió alcanzar a los Renault, que ocupaban la última posición de puntos con Hülkenberg. A dos segundos del ritmo de Hamilton quedó Grosjean, que superó a Hartley, que se retiró por problemas en el monoplaza, mientras que Stroll con un fin de semana complicado fue el piloto más lento en esta parte de la carrera.

Stroll acabó cambiando en las últimas vueltas a un juego nuevo de superblandos, con los que rodó más cómodo en este Gran Premio, mientras que anteriormente ya montó un juego de superblandos Verstappen tras ser superado por Hamilton para finalizar fácilmente en quinta posición la carrera del Gran Premio de Brasil en Interlagos.

 

ESTRATEGIAS 

Las pruebas habían marcado una situación muy parecida a pasadas carreras, en las que de nuevo volvíamos a tener sólo dos neumáticos activos, el blando y el súper blando, con el medio totalmente fuera de la ecuación, lo que nos volvía a llevar a una estrategia 2D, pero en la que además de ello se confirmaba que el nivel de degradación era muy bajo con ambas opciones. La suma de estos dos factores nos llevaba a una carrera a una parada con la única variante de usar el neumático blando o superblando al comienzo o al final, pero en la que iba a haber muy poca diferencia entre opciones y en la que la vía a dos paradas no iba a tener demasiado sentido por la ausencia de degradación.

Estos eran los neumáticos que tenían los equipos para la carrera:

Con la reducida necesidad que había de guardar neumáticos, todos los equipos disponían de los neumáticos necesarios para completar la carrera, ya que apenas dos sets iban a ser los necesarios. Una situación que se confirmó de una manera clara tras la sesión de clasificación, pues el neumático blando estaba sin usar en casi todos los equipos, teniendo algunos equipos dos sets, y el medio ya estaba muy usado y totalmente descartado de la sesión.

Éste fue el comportamiento de los neumáticos:

Una vez más la situación se volvió a reproducir, una imagen que hemos venido viendo en las últimas semanas, pero con una situación más que sangrante, ya que el neumático blando fue capaz de aguantar 69 de las 71 vueltas que conformaban esta carrera, eso es, el 97.2% de la carrera. Una duración a todas luces excesiva que se corrobora posteriormente con la evolución del neumático, ya que no hubo degradación, pues los neumáticos mostraron una velocidad de degradación de cero y una degradación unitaria casi también nula y por lo tanto, no hubo levantamiento de tiempo ni apenas posibilidad a realizar ningún tipo de movimiento estratégico. Una situación que no es nueva, ya que se ha dado durante todo este año, con unas causas que están ya reconocidas y que a buen seguro quedarán subsanadas de cara al próximo año.

Éstas fueron las estrategias que siguieron los equipos:

Ante esta situación sólo hubo dos opciones para los equipos, o bien comenzar con el neumático superblando y cambiar luego al blando, como fue la estrategia ganadora o hacerlo al revés y acabar la carrera con el superblando, caso de Hamilton, Ricciardo, Gasly o Ericsson, lo que se puede considerar como una contraestrategia. Pocos fueron los que buscaron dos paradas, y en todos los casos se debió a problemas técnicos, bien al comienzo de la carrera con el trompo de Ricciardo en la Curva 3 o al final de carrera con Stroll y Verstappen.

Ésta fue la ventana de paradas a lo largo de la carrera:

Ante esta situación sólo hubo un periodo claro en el que se realizaron las paradas, situado entre la vuelta 26 y 31, en la que la respuesta fue inminente y una de las claves más relevantes, ya que con una inmovilidad tan grande en estrategia en una carrera rítmica como son todas las carreras a dos paradas era clave no perder tiempo bajo un undercut. Además también hubo dos ventanas secundarias, como en la primera vuelta con tres pilotos teniendo que entrar en boxes y en torno a la vuelta 42 con los pilotos que buscaron la contraestrategia.

 

SALIDA
La salida en Interlagos es especial al estar en una larga curva a izquierdas en plena cuesta hacia arriba, por lo que los pilotos tienen que mantener mayor pulso en el embrague para traccionar correctamente y no dejar caer el monoplaza antes de que el semáforo se ponga en verde. La salida en este circuito da bastantes opciones de adelantar a pesar de lo cerca que está en primer vértice tras la línea de salida, pero hay dos trazadas por las que se puede coger la Curva 1, que finalizan en un embotellamiento para buscar el interior en la Curva 2. A pesar de estas trazadas, en los últimos años solo han ganado pilotos que han salido en la primera línea de la parrilla.

Tras lo visto durante los entrenamientos libres y al tratarse de una carrera 2D, pocas estrategias diferentes se podían dar ya que ambos neumáticos carecían de degradación a pesar de las elevadas temperaturas del asfalto brasileño. La mayoría de pilotos optaron por salir con el súper blando y cambiar al blando una vez superadas las 25 primeras vueltas siendo, por lo tanto, más importante la salida que permitía posicionarte por delante de tus rivales y controlarlos mediante el ritmo como hizo Vettel.

Esto fue lo que sucedió en la salida:

Los que mejor se movieron en los primeros metros fueron Gasly, los Sauber y Hamilton, pilotos que salían en la parte de atrás del grupo y que lograron aprovechar las salidas de Ricciardo o Grosjean, que se encontrarían en las primeras curvas como lo hicieron Esteban Ocon, Stoffel Vandoorne y Kevin Magnussen, que provocaron el coche de seguridad y los abandonos de estos tres pilotos, además del paso por boxes de Ricciardo y la penalización de diez segundos al francés de Haas. Pérez perdió también unas posiciones importantes que aprovechó sobre todo Massa, al colocarse detrás de Verstappen e impidiendo que le pasaran el resto de la carrera Alonso y Pérez para llevarse en el Gran Premio de su país una valiosa séptima posición.

52 fueron los adelantamientos totales y menos de la mitad fueron realizados con el DRS. La mayoría de estas maniobras se realizaron en la primera frenada y en la Curva 4 aprovechando las dos zonas de DRS del circuito de Interlagos. Ricciardo y Hamilton fueron los pilotos que más posiciones ganaron en pista para completar su remontada, con pasadas muy fáciles de diferentes maneras en las primeras vueltas contra los rivales más lentos mostrando las diferencias a final de temporada entre los equipos.

 

LAS CLAVES DE LA CARRERA: SALIDA – PRIMERA TANDA – PARADA
En las carreras a una parada todo lo que sucede en pista pasa en tres momentos muy concretos, todos ellos prácticamente encadenados: la salida, las vueltas posteriores y la parada. La incapacidad de adelantamiento, tener gomas frescas y con ello neumáticos que están en una buena capacidad para poder realizar una buena tracción a salida de curva, y una mayor igualdad impiden que se puedan realizar demasiados movimientos en pista. Eso fue lo que, una vez más, ocurrió en Interlagos, pues todo lo que ocurrió pasó en la primera parte de la carrera, como se puede ver en la lucha del grupo de cabeza:

La gran salida realizada por Vettel le dio la posición de preferencia en el coche de seguridad que se desplegó posteriormente, la mejor herramienta de defensa en la resalida, lo que unido al ritmo idéntico que llevaba con Bottas supuso que pudiera mantener las diferencias hasta la primera parada, manteniendo una situación parecida en la primera parte de la carrera. Ricciardo y Hamilton, que venían más atrás tuvieron la capacidad de poder avanzar posiciones, sobre todo en el caso de Hamilton, que en la Vuelta 30 se colocaba líder de la carrera, manteniendo esta posición durante las siguientes diez vueltas, hasta que tenía que realizar la parada. El momento clave, y el último restante, ya que no había capacidad para hacer mucho más ante la gran igualdad de ritmo y aunque Bottas trató de atacar la nula degradación y la corta longitud de vuelta le dieron a Vettel la capacidad de defender posición gracias a una rápida defensa. Räikkönen y Verstappen, sin demasiado ritmo, buscaron acercarse lo máximo posible, pero finalmente sus posiciones les impidieron poder avanzar lugares y el adelantamiento realizado por Hamilton le dio la posibilidad de una parada gratis al de Red Bull. Hamilton, por su parte, aprovechando el diferencial mecánico fue capaz de reducir mucha distancia con Räikkönen pero se quedó bloqueado tras él sin capacidad de adelantar, volviendo a poner en evidencia una regla de oro en estrategia: lo importante es la posición en pista.

La situación en la zona media repitió también estas líneas generales, pero con algunos movimientos relevantes:

También con la salida como elemento clave, en la que Alonso fue capaz de avanzar lugares y Massa, de colocarse en la sexta posición, la resalida dio al brasileño la posibilidad de atacar a Alonso y mantenerse por delante, siendo ambos más rápidos que Pérez y su VJM10 y el RS17. En las siguientes vueltas se podría considerar que Massa ejerció de stopper, ya que Alonso estaba a su estela sin poderle atacar e incluso haciendo que Pérez fuera más rápido en algunas vueltas, pero lo que realmente le dio la posición fue la proactividad de Williams en la estrategia al hacerle parar muy pronto, y usando el ataque como medio de defensa, y es que ya sabe, la mejor defensa es un buen ataque. Ante esto Alonso no tuvo nada que hacer ya que su configuración de monoplaza era muy ofensiva, rápida en las zonas de adelantamiento y lenta en las zonas no relevantes y haciendo que al final de la carrera el incremento de su tiempo, producto de la proactividad inicial hizo que se aumentaran los tiempos, y que Pérez pudiera llegar a ellos. En la lucha de Renault y Toro Rosso la diferencia de ritmo fue suficiente como para mantener las distancias y la pobre velocidad de Sauber hizo que al final acabara en unas posiciones muy retrasadas, porque en carreras en las que la estrategia no interviene el ritmo es lo único que prevalece.

 

PARADAS EN BOXES
Ésta fue la situación de los equipos en las paradas en boxes:

Con muy pocas paradas en boxes, apenas una por piloto, sólo con Stroll, Ricciardo, Verstappen y Grosjean haciendo dos, el error se pagaba caro, y el tiempo que se hacía aquí no se podía responder en pista. Ferrari y Mercedes fueron los mejores en esta fase, con un gap muy reducido, y colocando sus paradas en el top ocho de la carrera, mientras que Force India y McLaren también tuvieron una muy buena actuación aquí en el único relevo que pudieron completar. Red Bull se vio lastrado por el problema de Ricciardo, pero no con Verstappen, cuya parada fue la tercera más rápida de la carrera y la segunda en lo relativo a todo el procedimiento, ya que no es sólo la parada lo que compone esta parte de la carrera, sino lo que sucede entre el la entrada a la calle de boxes y el box y entre el garaje y la salida de la calle de boxes.

 

SITUACIÓN DEL CAMPEONATO
Tras la carrera celebrada en Brasil, de esta manera queda el Campeonato:

En el campeonato de pilotos seguimos con el subcampeonato en juego aunque tras la victoria en Brasil, Vettel lo tiene muy cerca, con tal de acabar en novena posición en el próximo Gran Premio sería subcampeón del mundo de Fórmula 1, un premio que le sabrá a poco al conseguirlo en la última carrera de la temporada tras pelear por la primera posición hasta el anterior Gran Premio. Ricciardo está en cuarto lugar con la amenaza de Räikkönen, al que tiene a tan solo siete puntos. Verstappen se encuentra quinto por delante de los Force India donde Pérez se separa de Ocon a quien tiene a nueve puntos lo que complica que cambie esta situación en Abu Dabi. Sainz está en novena posición por delante de Stroll, que parece que no le alcanzará, con un Massa a tan sólo tres puntos de su compañero de equipo y con Hulkenberg al acecho de los Williams. Por detrás quedan lejos Grosjean y Kevin Magnussen, que tiene a Alonso a cuatro puntos superando así a su compañero de equipo tras el resultado conseguido en esta carrera.

En el campeonato de equipos, Mercedes es el campeón desde hace un par de Grandes Premios, con Ferrari subcampeón, Red Bull como tercer equipo y Force India cuarto. Williams parece tener fácil la quinta posición con diecinueve puntos sobre Toro Rosso, mientras Haas se tendrá que defender de Renault, que se encuentra a cuatro puntos del equipo americano en pelea por la séptima posición. McLaren suma ya 28 puntos pero está lejos de ninguna pelea, mientras que Sauber tan solo cuenta con los cinco puntos de Wehrlein, que no tendrá sitio en Sauber el año que viene.

Pocos objetivos se juegan los equipos cuando llegamos a la última carrera del campeonato, donde los cambios más importantes parecen estar en la pelea por la séptima plaza del mundial de equipos entre Renault y Haas, la pelea por la décima posición entre los Williams y Hulkenberg en el mundial de pilotos y sobretodo el subcampeonato que parece conseguir Vettel en Abu Dabi y la cuarta posición del mundial de pilotos entre Ricciardo y Räikkönen. Con estos ingredientes, vamos a llegar dentro de dos semanas al último Gran Premio de la temporada.

Si quieres leer más noticias como ésta visita nuestro Flipboard

Para comentar o votar INICIA SESIÓN
1 comentario
Imagen de MICANDALEX
Como siempre muy completo tu informe.... Gracias
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top