Correlación histórica

¿Afecta el número de paradas al espectáculo?

Repaso sobre carreras míticas de la F1 y sus pasos por boxes

Voten y den su opinión en Twitter (@SoyMotor)

AmpliarParada en boxes del equipo Force India – SoyMotor.com Parada en boxes del equipo Force India

Muchas fueron las críticas en los primeros años de Pirelli en su nueva etapa en Fórmula 1 por tener neumáticos demasiado blandos y que no permitían casi luchar en pista, con muchos pilotos pidiendo que volviesen antiguas épocas donde con un único juego de neumáticos se podía completar la distancia de 305 kilómetros que dura una carrera actual del mayor espectáculo del mundo.

Precisamente para que la F1 mantenga esa denominación, Pirelli endureció sus gomas desde 2016 y vemos que en 2017 casi podrían llegar los pilotos a completar ese 'objetivo' de hacer toda una carrera con un único juego, aunque ese precisamente ese ha sido el objeto de crítica los aficionados esta temporada.

La pregunta es, ¿existe una correlación entre el número de paradas y el nivel de espectáculo que una carrera de F1 puede ofrecer? Rotundamente no. Esa es una conclusión rápida a la par que érronea que los seguidores de la F1 tomamos cuando nos sentimos frustrados por una prueba sin casi emoción.

Si quieren llevarlo al rídiculo, podríamos ver repetida la carrera del GP de Holanda de 1961, donde Wolfgang von Trips ganó la prueba después de 75 vueltas en la que ninguno de los 15 pilotos que cruzaron la meta pasó ni una sola vez por la calle de boxes.

La F1 nunca ha sido una competición que destacase por un elevado número de paradas por carrera. Por ejemplo, viajemos hasta el GP de Alemania –disputado en Nürburgring Nordschleife– de 1957, donde Juan Manuel Fangio se adjudicó su quinto y último mundial de pilotos en una de las mejores actuaciones individuales que se recuerda en el Gran Circo.

Fangio tuvo una única y extremadamente parada en boxes en toda una carrera al –presumiblemente– circuito más complicado del mundo de más de tres horas. Después de ella, la remontada fue histórica y hasta sus rivales más directos tuvieron que felicitarle por la hazaña lograda aquel día.

Esta misma semana se han cumplido 32 años de la primera victoria –junto con Pole y victoria rápida– de Ayrton Senna en Fórmula 1, después de una indiscutible exhibición bajo la lluvia del GP de Portugal de 1985. Aquella jornada muchos dicen que se inició la leyenda de uno de los pilotos más legendarios de la categoría reina... después de una carrera con cero pasos por boxes.

En la memoria de muchos seguro que queda el GP de Abu Dabi que cerró la temporada de 2010 y por ende, vio coronarse como el campeón más joven de la historia a Sebastian Vettel. El alemán lo logró, entre muchas otras cosas, por un error estratégico del equipo Ferrari con Fernando Alonso.

Esa historia todos la conocemos, pero cabe recordar que si algo hubo en esa carrera –tanto en España como en Alemania– fue emoción y nervios. Todo ello, a pesar de que solo una única parada para cambio de gomas para todos los pilotos de la parrilla. Una nueva muestra, de que menos paradas no equivalen a menos espectáculo.

Sin embargo, a todos se nos vienen a la mente algunas carreras donde gracias a un elevado –y probablemente inesperado– número de paradas en boxes, el nivel de espectáculo/emoción de la carrera aumentó. Por ejemplo, el récord de pasos por boxes de la F1 en una única carrera, que firmó Alain Prost en el GP de Australia de 1993, donde a pesar de pasar por boxes en 7 ocasiones, acabó en el podio.

O más recientemente, el GP de Canadá de 2011, carrera que batió el récord de duración de una prueba de F1 (más de dos horas en pista) y récord de duración del evento (más de cuatro horas incluyendo períodos de bandera roja), donde Jenson Button apretó el limitador de velocidad en seis ocasiones para adelantar a Vettel en la última vuelta y coronarse en el podio del Circuit Gilles Villeneuve.

Desde que Pirelli llegó a la Fórmula 1 de nuevo en 2011 a modo de proveedor único de neumáticos, podríamos debatir cuál ha sido la temporada más emocionante porque claramente no deberíamos comparar el nivel de espectáculo que hubo, por ejemplo, en 2013 ó 2015 contra 2012 ó 2016.

Sin embargo, los datos oficiales de final de temporada de Pirelli nos muestra que –a grandes rasgos– el número de pasos por boxes a final de año no ha variado tantísimo entre dichas temporadas (sobre todo si nos fijamos en la media de paradas por piloto y carrera). Para comparar, tenemos a la derecha de la tabla inferior los datos de los adelantamientos por temporada, a modo de referencia de espectáculo, aunque –obviamente– más adelantamientos no tiene porqué equivaler a más espectáculo.

Para seguir en la breve comparación de los años anteriormente dichos, en 2013 vimos como Sebastian Vettel ganó absolutamente todas las carreras después del verano y como en 2016 la lucha por el mundial estuvo viva literalmente hasta la última curva. Que haya poca o mucha diferencia en el mundial no implica el 100% de las veces que una carrera o temporada tenga más emoción o espectáculo. Pero no nos engañemos, eso es lo que realmente nos interesa a todos.

Pues bien, es curioso ver que el número de paradas total es muy parecido a final de 2013 y 2016, aunque como en este último hubo dos carreras más, la media por Gran Premio y piloto cae. Eso sí, el número de adelantamientos a final de año es muy parecido. Y si comparamos contra otros años, la conclusión sería que el número de paradas no es correlacionable con el nivel de espectáculo en pista.

Y para todos ustedes, ¿creen que más paradas en boxes equivale a más espectáculo? ¿O todo lo contrario? Aquí abajo les dejamos la encuesta que estamos haciendo en Twitter para ver cuál es la opinión general en este tópico que ha cobrado fuerza de nuevo en 2017.

Claro está que aquello del 'espectaculo' es un término muy subjetivo (y de allí la eterna discusión del DRS, por ejemplo), pero si consideramos como espectáculo lucha apretada por las posiciones de cabeza, diferencias ajustadas entre la mayoría de equipoas y persecuciones en pista con luchas rueda a rueda de forma no esporádica, con toda seguridad podríamos decir que ese espectaculo no se ve afectado por el número de paradas.

Así, Pirelli se ha convertido en un 'puching ball' para la F1, y cualquier cosa que falle un poco, es fácil cargársela a los italianos, pero si su descripción de espectáculo se ajusta a la del párrafo superior, siéntense y disfruten de 2017, porque a pesar de las críticas a Pirelli por sus neumáticos extra duros, ese espectáculo es el que precisamente tenemos este año. O como mínimo en esta primera mitad de año...

Si te interesa esta noticia
Daniel Ricciardo haciendo un pit stop en Australia - LaF1
Salida del GP de Malasia con Hamilton, Rosberg y Vettel en cabeza -LaF1
Carlos Sainz en Silverstone - SoyMotor
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
5 comentarios
Imagen de mati11
[#2 Sin licencia] Coincido , esta f1 esta mas emocionante por volver a la esencia de si misma , pelea mano a mano en las.posiciones y nunca sabes que va. A pasar en pista , por dar un ejemplo yo creo que max verstappen sino tenia ese inconveniente en pista en baherin hasta peliaba por el podio .
Imagen de Firemouse
Cuando la igualdad en la parrilla no aparece o llega un dominio insultante de un equipo llega la FIA con sus grandes ideas "destapando un ajugero para tapar otro" creando ridículas normativas o aplicando parches al reglamento como DRS o los neumáticos degradables pero esto solo hace las carreras predecibles o termina un dominio y crea otro después, las carreras entretenidas son aquellas donde los eventos impredecibles le dan un vuelco a la situación o la igualdad entre la parrilla otorga lucha y adelantamientos para el recuerdo no el numero de paradas en boxes o múltiples adelantamientos con DRS que solo sirve para la estadística.
Imagen de Sin licencia
Por cierto, gran artículo.
Imagen de Sin licencia
Desde que llevo viendo F1 (finales de los 90), nunca he visto a más de 2 equipos luchar por un mundial cada temporada. Siempre ha sido cosa de 2 (Ferrari vs McLaren, Renault vs McLaren, Renault vs Ferrari, Brawn vs Red Bull, Ferrari vs Red Bull) o, a las malas, de 1 (Ferrari, Red Bull, Mercedes). Partiendo de esta base, ningún dirigente puede pretender convertir la F1 en algo que no es y ningún aficionado debería esperar de la F1 algo que no es. Esto no es ni GP2, ni Indy Car, ni WEC, ni historias. Una temporada emocionante de F1 es aquella en la que 2 equipos diferentes luchan por un mundial (es decir, se van repartiendo las victorias a lo largo de la temporada). Lo que es inaceptable es lo que ha pasado estos últimos 3 años. Es algo inédito. Incluso en los años gloriosos de Ferrari (2000-2004), Raikkonen casi gana les birla un mundial en 2003. Y en los de Red Bull (2010-2013), Alonso casi les birla dos. Resumiendo. La temporada 2017 no está siendo, hasta ahora, más emocionante porque los coches sean más bonitos o sean más rapidos, ni porque los Pirelli sean más duros, ni porque haya más o menos paradas. Está siendo emocionante porque, hasta ahora, hay 2 equipos luchando por victorias, es decir, hemos vuelto a la esencia de la F1. En el momento en el que un equipo vuelva a dominar (y ojalá no ocurra en muchos años), se acabará la diversión, independientemente de si los coches son bonitos o feos, si hay muchos o pocos adelantamientos o si llevan ruedas de triciclo o de tractor.
Imagen de Diablo
Exactamente, pues el verdadero espectáculo de la F1 es directamente proporcional a la competitividad que registre la categoría, independiente del número de paradas o de cualquier otro aspecto que eventualmente se gestione durante un campeonato. Los compuestos, el DRS, no son más que parches para intentar una suerte de “emoción artificial”….Entonces por ejemplo si durante una carrera no se produce ninguna parada pero tenemos a cinco o seis autos disputando la punta hasta la bandera a cuadros, quien se acordaría de las paradas, de igual modo aunque pararan una, dos o diez veces, pues lo importante es la emoción por la incertidumbre hasta el último giro, y cuantos más se sumen a esa incertidumbre, mejor calidad tendrá el espectáculo de la carrera. Siempre hubo y habrá carreras más o menos entretenidas, pero si queremos que el mayor porcentaje de ellas resulten emocionantes, la solución de raíz pasa por los reglamentos y la justa distribución dineraria a los equipos de las cuantiosas sumas que ingresan al gran circo….De manera que no necesariamente el número de paradas afecta el espectáculo.
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top