¿Qué se podría aprender la Nascar y los V8 Supercars?

¡Puntos para todos!

La universalización de los puntos estimularía las batallas en todos los frentes

Ampliar¡Puntos para todos!¡Puntos para todos!

La decisión de la FIA de otorgar el doble de puntos en la carrera final de 2014 ha alterado a la afición. La Federación mantiene la tónica del pasado de regular -siempre a posteriori- contra el equipo dominador en curso rompiendo todo criterio histórico. Nosotros nos hemos roto un poco más la cabeza y proponemos un sistema que recoge lo mejor de la Nascar y los V8 Supercars, únicas disciplinas que casi garantizan un final de año emocionante.

La FIA sigue sin encontrar el camino. Primero fue el KERS; luego, el DRS; ahora le llega el turno al sistema de puntuación. El mal llamado Grupo Estratégico continúa dando grandes bandazos y opta por sanar heridas profundas con tiritas y mercromina. Esta dinámica de regular en base a la improvisación para atajar los problemas recientes demuestra que la F1 divaga sin rumbo claro y copiando (mal) lo que hacen otros campeonatos rivales.

Durante el año en curso he podido disfrutar narrando los V8 Supercars australianos y la Nascar Nationwide Series en Motors TV. Y lo he hecho porque, tanto uno como otro campeonato, aseguran un final siempre emocionante, por más Vettels (o Whincups) que haya de por medio. Invitaría de buen grado a nuestros amigos de la Plaza de la Concordia para que estudiaran lo mejor de ambos.

Empecemos por el hemisferio Sur. Los V8 Supercars cerraron la temporada 2013 el pasado fin de semana en el Olympic Park de Sydney. Este certamen automovilístico de referencia en Australia y Nueva Zelanda detenta, en la actualidad, el sistema de puntuación más justo y emocionante del planeta. Estudiémoslo.

Existen dos tipos de evento: los enduros (carreras únicas de resistencia con piloto asistente, caso de Bathurst, por ejemplo) y las carreras sprint convencionales, que pueden repartirse en dos, tres o incluso cuatro mangas por fin de semana. En los V8 puntúan todos los corredores (lo encontrarás, muy bien explicado, en este enlace) con dos salvedades: primero, para hacerlo hay que cubrir un mínimo del 75% de la carrera y cruzar en todo caso la bandera a cuadros; y, segundo, cada meeting reparte 300 puntos.

Se podría adoptar un sistema de selección para los diez mejores clasificados que se cerraría coincidiendo con el undécimo gran premio anual, el de Hungría

Este sistema privilegia, por un lado, la regularidad, haciendo casi obligatorio acabar en todas las carreras, algo harto complicado en un certamen donde el contacto está a la orden del día. Además, la adopción de la superpole para los diez mejores de los ensayos en algunas pruebas debilita muy mucho la construcción de dominadores sólidos al estilo de Sebastian Vettel y Red Bull. El mejor ejemplo lo constituye el a la postre ganador del cetro, Jamie Whincup, que llegó a Sydney con sólo 20 puntos de margen sobre su compañero, Craig Lowndes, pese a ganar en 11 ocasiones, por las cinco de su vecino de box. Claro que más impresionante es la situación de Mark Winterbottom, tercero en discordia y que pese a pilotar un Ford Falcon (ganadores de sólo siete carreras en el año, tres de ellas con su sello, frente a las 28 de la marca rival, Holden) conservaba opciones matemáticas en la cita final.

Mantener la emoción hasta la última carrera es también la obsesión de la Nascar, que sigue un patrón parecido. Aquí también puntúan todos los corredores, si bien lo hacen en todo caso, crucen o nola bandera cuadriculada. El decalaje empieza con los 43 puntos que se anota el vencedor, que van decayendo de punto en punto hasta el puntito que suma el 43º clasificado -si lo hubiere. Además, añade un punto en su haber cada piloto que lidere, al menos, una vuelta; uno más el que comande el pelotón durante más giros, y tres extra el vencedor del meeting (más detalles, aquí).

Nuevo sistema que repartiera puntos para todos los corredores y que reservara, si se quiere, un extra de puntuación para las carreras históricamente

En la Sprint Cup, categoría principal de la Nascar, se adopta, además, un sistema antidominadores llamado Chase for the Sprint Cup. Este play-off a diez carreras selecciona a los diez mejores pilotos clasificados, a los que se añaden los dos que sumen más victorias dentro del top 20, otorgándoles 5.000 puntos más el bonus correspondiente por victoria hasta ese punto. Para ellos arranca en ese instante un segundo campeonato a sólo diez pruebas.

¿Qué podría aprender la F1 de ello? Una buena propuesta podría pasar por mezclar las mejores ideas de ambos campeonatos. Como la Nascar, se podría adoptar un sistema de selección para los diez mejores clasificados que se cerraría coincidiendo con el undécimo gran premio anual, el de Hungría, que precede al parón veraniego. Desde Spa, vía libre para esos diez mejores para jugarse el título hasta Abu Dabi.

De los V8 también podría derivarse un nuevo sistema que repartiera puntos para todos los corredores y que reservara, si se quiere, un extra de puntuación para las carreras históricamente más señaladas de cada temporada (Mónaco, Inglaterra e Italia) y también para la última cita anual. Como en el certamen australiano, también debería permitirse sumar a todos los corredores que cubrieran el 75% de distancia de carrera y cruzaran la bandera de cuadros. La universalización de los puntos para toda la parrilla estimularía, de paso, las batallas en todos los frentes del campeonato, añadiendo más emoción al campeonato de constructores incluso para aquellos que, hoy día, se van con las manos vacías.

Es sólo una propuesta, pero parece más justa que la de doblar puntos en una sola carrera, ¿no creéis? 

Si te interesa esta noticia
Para comentar o votar INICIA SESIÓN
2 comentarios
Imagen de forgendro
Increíble artículo! Muy interesante lo que propones, Cristian. Como dice Mon Zafarina, opciones hay muchas, aunque quizá se perdería la esencia de la F1, ¿no crees?
Imagen de Mon Zafarina
Yo estoy muy de acuerdo contigo en que todos los que acaben,puntúen. Incluso podría puntuar extra cuando la carrera se declara en mojado, por ejemplo. Opciones, muchas. Que la F1 aprende algo de otros, mientras no desaparezca quien tu y yo sabemos, nanai de la china. A mi me vale con que sus huesitos duerman plácidamente en un calabozo por el casp Gribowski, o como se escriba.
Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top