Los minutos de la basura

Schumacher ostenta el récord de más victorias en una temporada: 13 en 2004

AmpliarCelebraciaón del tetracampeonato de Sebastian Vettel y Red Bull - LaF1Celebraciaón del tetracampeonato de Sebastian Vettel y Red Bull

La Fórmula 1 ha sorteado Abu Dabi con un nuevo déjè vu; y van 11 en 2013; siete de ellos consecutivos. Con los dos títulos decididos y entregados, quedan dos carreras de agonía para cerrar una etapa histórica. ¿Cómo entretenernos entre Austin y Brasil? Será complicado, pero vamos a intentar buscar algún atractivo a la recta final del campeonato.

Como todo buen aficionado a cualquier deporte conoce, los minutos de la basura son aquellos que separan un encuentro ya decidido del pitido final. Festivos para el que gana; durísimos para quien pierde. La situación del campeonato mundial en la actualidad, con Sebastian Vettel como campeón de pilotos y constructores (sí, sus 347 puntos siguen siendo superiores a los 334 que ha sumado Mercedes, actual segundo equipo entre los fabricantes, en todo 2013) así lo evidencia.

Quedan dos Grandes Premios, Austin e Interlagos. 614 kilómetros y 314 metros exactamente, para despedir a una era más de la F1 moderna y que precede un cambio radical de filosofía, quizá el más grande desde la prohibición de los motores turbo. ¿Cómo matar el tedio ante dos carreras así?


Los récords de Vettel:

Como el famoso spot de las pilas, el alemán sigue ganando y ganando para desgracia de la mayoría de aficionados españoles, algunos de ellos periodistas. Cada victoria del alemán se siente como una puñalada al espectáculo y a la emoción, pero el joven de Heppnheim sigue paseándose de podio en podio coleccionando trofeos. Ya van 11 este año, igualando la tercera marca histórica que poseía él mismo desde 2011. En el horizonte, las 13 de Schumacher en 2004, marca absoluta en una sola campaña y que Sebastian igualaría si vence en Austin y Brasil. 

Si consideramos los triunfos de manera consecutiva, Sebastian acumula siete, y sólo una más en Austin rompería su triple empate con Alberto Ascari (Bélgica 52-Argentina 53) y, de nuevo, Michael Schumacher (Europa-Hungría 2004). La última marca a tiro es la de puntos en una sola temporada, que ostenta el propio Vettel desde 2011 con 392, y que batiría exclusivamente si gana en las dos últimas citas.

 

¿Se despedirá Mark Webber a lo Berger?

En 1991, Ayrton Senna regaló el triunfo en el GP de Japón a su fiel amigo y escudero, Gerhard Berger. Con el título ya en el bolsillo tras la salida de pista de Nigel Mansell, el brasileño frenó deliberadamente en la chicane Casio para ceder el primer lugar a su compañero en la última vuelta. Un bonito homenaje... de otros tiempos.

Si algún detalle ha distinguido a Sebastian Vettel de cualquier otro piloto es su hambre de récords. Un hambre que le ha llevado a atacar en el último giro de muchas carreras para anotarse la vuelta rápida, poniendo en riesgo, en muchos casos, victorias más que garantizadas. Este detalle, convenientemente cruzado con el apartado anterior, hace poco posible que el tetracampeón regale nada al claro segundo piloto del equipo. Una opción quizá injusta, pero que demuestra cómo funcionan las cosas en la casa de la bebida energética. Ricciardo debería tomar buena nota.

 

¿Y Massa?

Si bien algunos periodistas españoles celebrarían un postrero triunfo de Webber casi como propio, no ocurriría si su protagonista fuera Felipe Massa, el hombre que hace casi un lustro que vive a la sombra de Alonso. Su adiós a Ferrari llegará con el pírrico alivio de haber visto 'campeonar' tan sólo a un compañero de filas, Kimi Räikkönen.

Pudo ganar un cetro en 2008, cierto, pero como suele decirse, la historia la escriben los vencedores, y su etapa en la rossa quedará más tristemente marcada por el muelle desprendido por el monoplaza de Barrichello en Hungría y el "Alonso is faster than you" de Alemania que por sus 11 triunfos (el cuarto piloto en la estadística del conjunto italiano, empatado con Fernando), 15 poles (3º), 36 podios (4º) y 14 vueltas rápidas (4º). 

Para Felipe sólo queda una opción en liza: igualar o incluso superar a su compañero en el duelo interno de los sábados, que lidera el español por 8-9. 

 

La pelea tripartita por el subcampeonato de constructores: Ferrari-Lotus-Mercedes

Con los dos cetros ya repartidos y los Red Bull como principales candidatos a las victorias que restan, las restantes posiciones de puntos vendrán a alimentar el duelo por las "copas pequeñas" del podio de constructores, a las que aspiran Ferrari, Mercedes y Lotus.

La casa alemana ya ha desbancado a Ferrari de la segunda plaza, y ahora es Lotus quien quiere intimidar a los italianos para acabar de certificar un nuevo annus horribilis en Maranello. 334 para la casa de la estrella, 323 para la italiana y 297 para los Lotus. Son migajas, cierto, pero si al golpe habitual de cada año de empezar a pensar en la próxima campaña cuando el campeonato en curso llega al verano añadimos el hecho que se puede cerrar el ejercicio con un importante déficit de ingresos de la FOM, la pelea no es baladí.

 

Mercado... o subasta de volantes

El tramo final de 2014 también es idóneo para ver reptar las últimas serpientes de verano. Con 2014 ya a las puertas, todavía quedan asientos por llenar. Räikkönen hace días que firmó por Ferrari, Daniel Ricciardo promocionará a la condición de "becario" de Vettel y Daniil Kyvat ocupará el asiento del australiano en Toro Rosso para sorpresa y desdicha de António Félix da Costa. 

De entre los valores en liza, Nico Hülkenberg será el único que pueda jugar la baza del talento para lidiar por el volante más preciado del año, el que deja vacante Räikkönen. Pastor Maldonado ya ha postulado los millones de Petróleos de Venezuela para el proyecto, que en caso de confirmarse dejaría dejarían un agujero financiero difícil de rellenar en Williams. 

También resta pendiente una decisión de McLaren respecto a Sergio Pérez. Con Kevin Magnussen "calentando" en la banda, Martin Whitmarsh sabe que su equipo no tiene nada que perder. El futuro del equipo pasa por la asociación con Honda en 2015, lo que convierte a 2014 en una temporada de experimentación y nulos complejos. Y si Sergio abandona McLaren... ¿dónde irán a parar los "dineros" de Carlos Slim?

Por lo que respecta a los demás equipos, de Sauber para abajo todo será una cuestión de dólares. ¿Tienes una superlicencia y 20 millones bajo el brazo? En ese caso, prueba fortuna.

 

Adiós, V8

La historia de la Fórmula 1 suele mitificar, a veces en exceso, la era Cosworth DFV. La criatura de ocho cilindros que alumbraron Mike Costin i Keith Duckworth se impuso en 155 de 262 carreras entre 1967 y 1985, borrando del mapa a cualquier atisbo de concurrencia. Nada que ver con la era actual, iniciada en 2006 con el título de Fernando Alonso y que, desde entonces, ha visto a cuatro pilotos más alzar el campeonato (Vettel, Button, Hamilton y Räikkönen) sobre tres opciones motrices: Mercedes, Ferrari y Renault.

Los propulsores ganadores de, al menos, una carrera han sido cuatro: los tres citados en el párrafo anterior y uno más, BMW, que logró una victoria en 2008 con Robert Kubica como protagonista. Con todo, el dominador de la segunda era V8 será el mismo que en la etapa histórico-técnica pasada, Renault, con 58 triunfos. La casa francesa aspira, de hecho, a mejorar su récord de 12 victorias parciales de 2012, marca que iguala a falta de dos carreras para el final. Su perseguidor, a una distancia prudencial, es Mercedes, con 46, y Ferrari cierra el podio con 39 presencias en lo más alto del podio.

Todos ellos buscarán mejor -o la misma- suerte, con los nuevos V6 turbo en 2014. Pero eso será otra historia...

Usuario no registrado Queremos saber tu opinión
¿Nuevo en SoyMotor.com? ¡Bienvenido! Regístrate aquí para participar.
Scroll To Top